Condenan en Italia a exmilitares chilenos del Plan Cóndor

Compartir

El Plan Cóndor fue una estrategia de las dictaduras latinoamericanas para exterminar a la izquierda regional.

La Justicia italiana ratificó la condena a cadena perpetua para tres exmilitares chilenos a los que se juzgaba en rebeldía por su relación con las desapariciones de italianos durante el Plan Cóndor en América Latina en las décadas de 1970 y 1980, según reflejan medios internacionales.

El Tribunal de Apelación de Roma había sentenciado en julio de 2019 a cadena perpetua al coronel Rafael Ahumada Valderrama, el suboficial Orlando Moreno Vásquez y el brigadier Manuel Vásquez Chahuan.

La condena a los exoficiales ha quedado ratificada como firme sentencia al no presentar la defensa ningún recurso ante el Tribunal Supremo, pues esta instancia lo confirmó al enviar las actas del juicio y no haber peticiones de la abogada de los tres, Valentina Perrone.

Para el próximo 8 de julio, la corte debe celebrar la audiencia donde se dé el veredicto final sobre los cuatro jerarcas y militares de Bolivia, Chile, Uruguay y Perú que junto con los castrenses chilenos fueron condenados en primera instancia en 2019.

Mientras tanto, ya fueron enviadas al Gobierno chileno las órdenes de arresto para Ahumada Valderrama, Moreno Vásquez y Vásquez Chahuan, condenados por la Fiscalía de Roma por homicidio y la desaparición de los cuerpos de los italianos Omar Venturelli y Juan José Montiglio.

El Supremo deberá pronunciarse próximamente sobre condenas a cadenas perpetuas emitidas en julio de 2019 emitidas por el Tribunal de Apelación de Roma, en segunda instancia, contra 24 jerarcas y militares de Bolivia, Chile, Uruguay y Perú.

Primero, deberá hacerlo sobre 19 que, además de los tres condenados en firme, otros dos han muerto en este tiempo: el exministro del Interior en el periodo de dictadura boliviana, Luis arce Gómez y el uruguayo José Horacio “Nino” Gavazzo Pereira.

Este proceso judicial comenzó en 1999 tras la denuncia de familiares de desaparecido, un año después de la salida de la orden de detención contra el dictador chileno Augusto Pinochet, cuando el juez español Baltasar Garzón pidió investigación.

En más de dos años se trató de depurar responsabilidades por la desaparición de ciudadanos latinoamericanos con orígenes italianos, opositores políticos y activistas de izquierda que desaparecieron con la Operación Cóndor.

Tomado de Telesur/ Foto de portada: @virginiaraggi

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: