Cuba: Testimonio de un enfermero cubano

Compartir

Por Celso Martínez*

Cuando me preguntan ¿a qué te dedicas? Yo contesto «SOY ENFERMERO, ¡Ah! ¿ganas mucho dinero? Yo solo, inclino mi cabeza un poco, levanto la mirada y sonrío, y a la vez me pregunto por dentro… ¿Sabrá lo que es ser y lo que hace un enfermero (a)? ¿Sabrá acaso lo que es cambiar o bañar a un enfermo? ¿Sabrá acaso qué es poder lograr canalizar a un paciente? ¿Lo que es un catéter? ¿Acaso sabrá el riesgo que corro haciendo mi trabajo día a día? ¿Sabrá quizás que cuando termino mi jornada laboral mis pies están tan cansados y adoloridos que me arden? ¿Sabrá acaso que también soy ser humano y que aunque no lo demuestre abiertamente también me duele? ¿Sabrá que a veces trabajamos 16 horas continuas o más y que cuando están todos dormidos nosotros estamos trabajando? Y que no importan días festivos, diciembre, año nuevo, familia, cumpleaños.

¿Sabrá que mi familia se queda esperando mi llegada de regreso de la zona roja pensando si volveré sano y salvo? Y nos podremos volver a ver ¡¡¡¡ ¿Sabrá que todos los días le pedimos a DIOS más para que nos deje regresar a casa con bien?

Ser ENFERMERO (A) no es fácil, ser ENFERMERO (A) NO ES SOLO UNA PROFESIÓN, SINO UNA VOCACIÓN que no a todos se nos da, ser ENFERMERO  (A) es encontrarse con la enfermedad, la muerte y con el sufrimiento día a día, es pedirle a dios que nos de fuerza, sabiduría y que nos de unas manos y una mente que hagan el bien.

«Ser ENFERMERO ( A) es una profesión que muy pocos comprenden y no porque vistamos un traje blanco somos Ángeles….
Pero también, ENFERMERÍA es una vocación que nos colma el alma de satisfacción.»

(*) Enfermero cubano que dejó testimonio de la profesión en su perfil de Facebook. 

Tomado de Perfil de Facebook / Foto de portada: Cubasi.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: