Cuba trabaja por eliminar hepatitis virales para el 2030

Compartir

A propósito del Día Mundial contra la Hepatitis, Cuba trabaja por eliminar las causadas por los virus B y C en consonancia con la iniciativa lanzada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de poner fin a más de 30 enfermedades infecciosas en la región para 2030, entre ellas, las hepatitis virales.

El organismo internacional refiere que cada año ocurren en la región 10 000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis B y 23 000 muertes; solo el 18 por ciento de las personas llega a diagnosticarse y de ellas, apenas el tres por ciento reciben tratamiento.

De igual forma, las estimaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud indican que en las Américas se producen cada año 67 000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis C y 84 000 muertes; solo el 22 por ciento de las personas con hepatitis C crónica llega a diagnosticarse y de ellas, solo 18 por ciento reciben tratamiento.

La nación caribeña cuenta con un Plan Estratégico Nacional para la prevención y control de las ITS, el VIH y las hepatitis y también trabaja de conjunto con la OPS para certificar que se eliminó la transmisión de la hepatitis B de la madre al hijo.

Cuando se habla de hepatitis se alude a la inflamación del hígado causada por varios factores y los más frecuentes están asociados a infecciones con los virus A, B, C, D y E, además pueden ser provocadas por fármacos y alcohol, enfermedades autoinmunes, trastornos metabólicos e infecciones por otros virus y bacterias.

La Doctora en Ciencias Médicas Mirtha Infante Velázquez, presidenta de la Sociedad Cubana de Gastroenterología, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que los virus A y E son los responsables de las hepatitis agudas epidémicas, transmitidas a través del agua o alimentos contaminados, y en la mayoría de los casos los pacientes se recuperan sin presentar secuelas y en un pequeño porcentaje desarrollan formas graves.

Manifestó que el virus A se transmite en el momento de la incubación y cuando aparecen los síntomas la persona ya no es capaz de enfermar a otras, de ahí la importancia de mantener las medidas higiénicas en todo momento, principalmente el lavado de manos, la higiene de los alimentos y no compartir artículos personales.

Tomado de Cubadebate/ Con información de la ACN

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: