Diputado de Bolsonaro insulta a indígenas durante protesta en Asamblea de Río

Compartir

Por Eduardo Miranda

El congresista Rodrigo Amorim (PSL-RJ) se involucró en un lío con indígenas que realizaban un acto contra el proyecto de ley 490 (PL 490) en las escalinatas de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj), en el centro de la ciudad, este miércoles. Los indígenas estaban sentados en la entrada principal del edificio cuando Amorim pasó y se dirigió a ellos.

En entrevista con Brasil de Fato, Suzana Para’í, una joven líder de la Villa Mata Verde Bonita, ubicada en Maricá, en la región metropolitana de Río, dijo que el congresista ofendió al grupo. «Estábamos allí cantando y él llegó filmando con su seguridad. Y dijo que íbamos vestidos de indios, pero que no éramos indios, que todos éramos prostitutas», dijo Suzana, quien llegó temprano para protestar y pedir el apoyo del presidente a Alerj, André Ceciliano (PT), contra la PL 490, que está en la Cámara Federal y propone cambiar la legislación para la demarcación de tierras indígenas en todo el país.

Durante la protesta, un acto de apoyo a la «super solicitud» de acusación presentada en la Cámara de Diputados, en Brasilia, este miércoles (30) también se llevó a cabo en las escalinatas de la Cámara Legislativa.

La presidenta de la Asociación Indígena Aldeia Maracanã y miembro del Consejo Estatal de Derechos Indígenas, Marize Vieira de Oliveira Pará Rete también presenció el intercambio y dijo que ingresará con representación en el Consejo de Ética y Decoro Parlamentario de Alerj contra Amorim. “Hace dos años, fue a Aldeia Maracanã y dijo que había basura urbana, que todo al que le gusten los indios debe ir a Bolivia. Todo Brasil es tierra indígena, ¿Cuál es el lugar de este país que no tiene nombre tupi-guaraní? «cuestionó la dirección.

Marize dijo que el diputado del PSL era «prejuicioso, discriminatorio y racista» y cree erróneamente que es necesario «vestirse de indio para ser indio». Afirmó que Amorim comentó sobre una serie de errores, ya que allí había gente viviendo en aldeas. “Mi pueblo guaraní, la gente que hoy está aquí, son aldeanos, tanto de Costa Verde como de Maricá. Dice que es racismo y discriminación, no tiene derecho a estar dentro de una Asamblea Legislativa porque no representa nada de lo que la gente habla. sobre la ley, la justicia y los derechos. Es prejuicioso, discriminatorio y racista «.

Brasil de Fato se comunicó con la oficina de prensa del congresista Rodrigo Amorim por correo electrónico y por teléfono, pero hasta la publicación de este informe, el congresista no había comentado el episodio.

Tomado de Brasil de Fato

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: