El embajador boliviano involucró a Gerardo Morales en el golpe de Estado

Compartir

En diálogo con Nuevo Diario, el embajador del Estado Plurinacional de Bolivia Jorge Ramiro Tapia, se refirió a la denuncia del actual Gobierno boliviano sobre el envío de material represivo por parte de la gestión de Mauricio Macri para reprimir a los partidarios de Evo Morales.

Al respecto, Jorge Ramiro Tapia denunció que se trató de «una maniobra preparada con anticipación» y en la que además hay constancia de la participación de fuerzas especiales que desembarcaron en el vecino país, como también de la complicidad de Gerardo Morales mandatario de la vecina provincia de Jujuy.

Días atrás, fue el ex presidente Evo Morales quien habló de un «Plan Cóndor del Siglo XXI!” es decir advirtiendo sobre una posible intervención en todos estos hechos,  del gobierno de Estados Unidos, bajo la entonces presidencia de Donald Trump. En relación a eso,  el embajador boliviano fue contundente y dio detalles exclusivos sobre el ardid: «hay  que hacer fechas y saber que en los Estados Unidos había un presidente (Trump) xenófobo e  inclusive, una de sus hijas (Ivanka Trump) estuvo en Jujuy (septiembre 2019) hablando con su gobernador (Gerardo Morales)” dijo el embajador y aseguró que “hay fotografías de una delegación que fue llevando lo que estamos diciendo: armas», que serían utilizadas en el golpe,  declaró y señaló que «hay gente que estaba en la Embajada Argentina que certificó que este paso fue a través de Jujuy”, haciendo hincapié en la participación del mandatario.

Asimismo advirtió que no solamente Argentina participó en esto, haciendo referencia a Ecuador: «es una prueba más de la intromisión de otros países afiliados a las políticas de los señores del norte, por lo que es un hecho para nosotros la intromisión de este país».

Cronología de noviembre de 2019

«En nuestras alocuciones queremos ser muy objetivos», sostuvo Tapia que en ese sentido recordó que el gobierno boliviano, a través de una conferencia de prensa propiciada por el canciller Rogelio Maita (el viernes pasado), dio detalles sobre un informe que venía  de la embajada Argentina en Bolivia. Así también recalcó que «la embajada es un territorio del país que así lo designe, en este caso territorio argentino en La Paz». «Allí se evidenció que mandaba una nota el comandante de la Fuerza Aérea del gobierno golpista, agradeciendo el donativo que dio la Argentina para estos hechos bélicos»

La nota fue desmentida por los ex funcionarios, tanto bolivianos como argentinos, pasados dos días: «tardaron un poco en responder el expresidente Macri, y luego la ex ministra de seguridad Patricia Bullrich», relató y agregó que  se ratificó mediante la embajada argentina «que también había un ingreso en la correspondencia, certificado del día que señalaba la nota»

Con esas constancias fue que el ministro de defensa del vecino país Edmundo Novillo, convocó también a una conferencia de prensa  «ratificando el ingreso de material bélico correspondiente de la Argentina», confirmó el embajador.

Extraños procedimientos

Asimismo, Tapia advirtió que «los procedimientos llaman poderosamente la atención, teniendo en cuenta que toda correspondencia, material y/o contenido, debe necesariamente pasar por la cancillería de ambos países: «no hubo ningún tipo de información registrada en ninguna de las cancillerías de los dos países», insistió.

Otro punto que cuestionó fue que: «si era solamente material antimotines o para uso de la policía, no se entiende por qué el comandante de la fuerza aérea tenía que dar el agradecimiento, en todo caso debería venir del comandante de la policía». A esto se le suman otros aspectos que no se consideraron en la primer denuncia, «de  40 mil cartuchos que indicaba la nota habían 70 mil». «Luego una fuerza especial argentina llamada Alacrán que no es para motines sino una fuerza de elite de inteligencia fueron a Bolivia y en este caso no pidieron permiso para su ingreso a través del conducto regular»

“Llamó la atención que tardara muy poco entre el momento en que Evo Morales renunciara (10 de noviembre), el 11 se posesiona Jeanine Añez y después de dos días llega esa nota de agradecimiento, lo que significa que esto fue conversado con anterioridad» lanzó Tapia y añadió: «se van imbricando muchos aspectos  pero además nos enteramos que estos equipos que supuestamente agradecían, también dan una aclaración a través de la ex ministra de seguridad indicando que no tenían que devolver los cartuchos porque fueron utilizados en entrenamiento que no hubo», sostuvo y manifestó que “lo que sí sabemos es que hubo dos matanzas, Sacaba y Senkata con 37 muertes y miles de heridos, detenidos, llanto y dolor en Bolivia»

Por último, Tapia valoró la carta de disculpas del presidente Alberto Fernández en relación a lo acontecido: «esto sí es creíble, es el sentimiento de un hermano» dijo y recordó: «en el tiempo de Cristina Kirchner nos llevaban medicamentos y alimentos, pero nunca armas. Unos pocos argentinos que estaban en los últimos días de su gobierno, hicieron quedar mal a esta gran patria argentina». Por último informó que en Bolivia ya se encuentra accionando la justicia: el militar que dio esa nota se encuentra preso y todo se encuentra bajo investigación a todos los cómplices con mandamientos de detención, valorando las acciones de la argentina, con las denuncias a Bullrich, y a los entonces funcionarios de defensa y cancillería: «en el siglo XXI lo que debería primar es el diálogo, la conversación , respetar las institucionalidades, los parlamentos y no hacer uso de la fuerza y no matar a sus propios hermanos, esto es indignante».

Tomado de Nuevo Diario

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: