¿Fue Marilyn Monroe envenenada por la familia Kennedy? Un expolicía rompe el silencio

Compartir

A casi seis décadas de la muerte de Marilyn Monroe, salen a la luz nuevos detalles explosivos acerca del día de su fallecimiento. La actriz no falleció a causa de una sobredosis, sino a raíz de un envenenamiento ejecutado por uno de los hermanos Kennedy, asegura un expolicía estadounidense.

Mike Rothmiller, un exdetective que trabajó en el Departamento de Policía de Los Ángeles, se prepara para lanzar un libro en el que cuenta los secretos acerca de la muerte de Monroe. A lo largo de seis años, el agente sirvió en la División de Inteligencia del Crimen Organizado, en cuyos archivos encontró detalles escandalosos relacionados con el fallecimiento de la estrella hollywoodense.

Según Rothmiller, existen evidencias de que Bobby Kennedy, hermano del entonces presidente John Kennedy y fiscal general de Estados Unidos en aquel momento, envenenó a la icónica actriz en su casa en agosto de 1962.

El venidero libro del exagente cuenta los detalles de cómo el hermano menor del presidente de EEUU supuestamente mató a la actriz más famosa del mundo para silenciarla y evitar que diera detalles acerca de sus relaciones sexuales no solo con él, sino también con el mandatario del país.

En una entrevista con The Sun, Rothmiller reveló que encontró documentos secretos acerca de la muerte de Monroe en el archivo de inteligencia de LAPD en 1978.

«Había archivos de tres Kennedy: el presidente, el fiscal general y su hermano Edward. Esos archivos estaban vinculados a otros, como una enorme telaraña. Encontré el nombre de Marilyn Monroe vinculado a ellos. Si encuentras algo sobre un presidente o cualquier artista importante, vas a sacar ese archivo y querrás leerlo», afirmó Rothmiller.

En los informes clasificados, el detective halló copias del diario de Monroe en el que la actriz escribió sus pensamientos íntimos y describió las veces que mantuvo relaciones sexuales con los hermanos Kennedy. Además, encontró archivos que revelaban que el Departamento de Policía de Los Ángeles tenía a Marilyn bajo vigilancia, con escuchas en su casa y en su teléfono.

Los documentos mostraban también que Bobby Kennedy y el actor Peter Lawford, —cuñado de los hermanos Kennedy, además de vecino y amigo de la actriz— estaban bajo vigilancia de la policía de Los Ángeles el día que murió Monroe.

«Comencé a darme cuenta de lo que realmente había sucedido. Estaba convencido en un 90% de que lo que se dijo oficialmente sobre su muerte no era cierto», afirmó Rothmiller.

Marilyn Monroe durante el rodaje de la escena más famosa de la película ‘The Seven Year Itch’, en 1955. Foto: AP

Un encuentro con Lawford en 1982 ayudó a Rothmiller a destapar los detalles espeluznantes acerca de la misteriosa muerte de la actriz.

«Le dije que quería hablar con él lo antes posible sobre algunas cosas que sucedieron en el pasado, pero no le dije de qué se trataba», detalló el exdetective.

Al reunirse con el actor en un parque en Los Ángeles, el expolicia dijo que quería saber su versión acerca de aquel fatídico día de dos décadas atrás. El actor inicialmente contó la versión oficial de los hechos, pero después de alguna presión, cedió.

Según cuenta Rothmiller, Lawford explicó que en los días previos a la muerte de Marilyn, Jack y Bobby Kennedy se negaron a devolverle las llamadas telefónicas. La actriz amenazó con hacer públicas sus relaciones con aquellos que eran dos de los hombres más poderosos del mundo en ese momento.

El 4 de agosto de 1962, Bobby viajó en secreto desde San Francisco hasta el sur de California en un avión privado. Lawford lo recogió en el aeropuerto y lo llevó a la casa de Marilyn en dos ocasiones distintas. La segunda visita fue justamente el día de la muerte de la estrella, detalla Rothmiller.

Según el expolicía, Lawford contó que la situación se puso tensa tras haber llegado a la mansión de la actriz. Marilyn acusó a Bobby de tratarla como una prostituta, lo que enfureció al fiscal general. Kennedy la tiró al suelo, mientras le gritaba y le agarraba del brazo. El actor creyó que Bobby estaba a punto de golpearla, por lo que le agarró por detrás y lo apartó de su amiga.

Bobby salió de la habitación y comenzó a buscar el diario de Marilyn y cualquier otra evidencia que vinculara a la estrella con los Kennedy. Poco después, Lawford encontró al fiscal general en la cocina poniendo algo en un vaso de agua, el cual luego dio a Marilyn para que bebiera.

Lawford ayudó a Kennedy a seguir buscando cosas que probaran que Monroe era íntimamente cercana al presidente y a su hermano. Cuando regresaron a la sala de estar, Marilyn estaba todavía en el sofá con la cabeza inclinada hacia atrás. Su voz era apagada y completamente ininteligible. La actriz estaba pálida y parecía que ya no respiraba.

Bobby, entonces, ordenó a Lawford que lo llevara al aeropuerto, mientras los agentes de la inteligencia de la Policía de Los Ángeles encubrían el crimen y hacían parecer que la muerte de Marilyn había sido un suicidio, que es lo que más tarde se le diría al mundo.

Peter Lawford, quien estaba casado con la hermana menor de Kennedy, Patricia, murió en 1984, solo dos años después de hacer la explosiva confesión a Rothmiller.

«Si yo hubiera contado esta historia antes, no creo que nadie la hubiera aceptado porque los Kennedy eran intocables. Hoy sabemos mucho más sobre ellos y las cosas que hicieron. Es una parte de la historia que hay que conocer. La verdad tiene que ser contada y la historia debe corregirse incluso si es solo por la memoria de Marilyn«, dijo el expolicía al tabloide británico.

Tomado de Sputnik / Foto de portada: AP.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: