Haití: Cuadro de situación después de la muerte de Jovenel Moïse

Compartir

Por Jean Henold Buteau.

Desde el fallecimiento del Sr. Jovenel Moïse, en circunstancias brutales que todos sabemos, constatamos en el país la implementación de una operación de continuidad. Esta operación tiene por objetivo renovar el poder corrupto, sanguinario del PHTK (Partido Haitiano de las Cabezas Rapadas). Además, la misma tiene como estrategia utilizar la muerte de Jovenel Moïse como instrumento a corto y largo plazo.

La primera estrategia, la de corto plazo, empezó inmediatamente después de la muerte.

Como lo pudimos constatar, el anuncio del asesinato ni siquiera se había efectuado, que el Sr. Claude Joseph ya había declarado que él era el único jefe. Además, había dicho que todo estaba bajo control, había reunido al “Consejo de Ministros”, había tomado algunos Decretos, etc.El mismo día la Sra. La Lime se había apresurado en colocar la corona de “Rey de la Transición” sobre la cabeza de Joseph.

Al mismo tiempo, un sector de la clase política, en una maniobra oportunista, había ido a resucitar al Parlamento de Joseph Lambert para implementar su propia continuidad.

En fin, estos sectores que no tienen grandes contradicciones entre sí habían terminado por aceptar bajo el estandarte del Core Group la instalación del Sr. Ariel Henry, un político “oportunista” -alguien que cambió en varias ocasiones su pertenencia política- para impedir una verdadera solución democrática nacional.

La segunda estrategia de la operación continuidad, es la de largo plazo.

Dicha estrategia se basa en una comunicación política bien planificada y muy astuta. Está tan bien planificada que pareciera que estuviera preparada mucho antes. Utiliza el aspecto emocional del pueblo haitiano, toca sus cuerdas sensibles, para intentar cambiar la imagen de Jovenel Moïse a los ojos del pueblo haitiano. No solamente tienen la audacia de intentar presentarlo como un gran presidente, sino que son cínicos cuando pretenden hacer creer que él ha sido una buena persona, una persona que estuvo al lado del pueblo, un pequeño Santo, un pequeño Jesús en su pesebre.

Alternativa Socialista no realizó investigación alguna como tampoco tiene que emitir sentencia. Sin embargo, si fuera cierto que algunos de la oligarquía hicieron asesinar a Jovenel Moïse, esto se enmarcaría dentro de la pelea entre distintos carteles formados por empresarios. Nos gustaría recordar al pueblo que cuando Jovenel estaba supuestamente persiguiendo a un grupo de la oligarquía, estaba entregando a otro grupo más de 8.000 ha de tierra y 18 millones de dólares de las arcas del Estado para un negocio totalmente libre sin control alguno. Mientras persigue ahora a un empresario, antes había entregado a este mismo empresario todas las ventajas en su supuesta “caravana del cambio”.

Prácticamente, todos los barrios populares viven bajo las garras de las pandillas armadas. Se estima que éstas ocupan más del 35% del territorio en la capital. Muchos observadores dicen, que además del dinero de los secuestros esas pandillas funcionan también gracias al dinero proporcionado por el Estado.

¿Por qué Jovenel Moïse desató tanta represión, tanta violencia?

No era para pelear contra los poderosos, contra los grandes personajes de la burguesía. Las primeras víctimas de las pandillas son los habitantes de los barrios populares, son las masas.

Desde el 14 de marzo, el día de la desaparición del joven periodista Vladimir Legagneur hasta el 7 de julio de 2021 más de seis (6) periodistas fueron asesinados.
42 personas fueron ejecutadas durante manifestaciones.
Se perpetraron 13 masacres en diversos barrios de la capital: La saline, Cité Soleil. Bel-Air, Carrefour Feuilles, Delmas 32. Nadie puede afirmar cuántas personas murieron en estas masacres.

Durante el año 2020 se registraron 124 secuestros. Para la primera mitad del año 2021, los casos aumentaron el doble. Nadie sabe aún cuántas familias fueron arruinadas al pagar fuertes sumas de dinero para rescatar vivos a sus familiares en manos de los secuestradores.

Todos recordamos la muerte del estudiante Gregory St Hilaire que asesinaron en el interior de la Escuela Normal Superior. Todos recordamos la muerte de Marie Antoinette Duclair que ejecutaron con 7 balas en el barrio Cristo Rey junto con Diego Charles. Todos recordamos que Jovenel Moïse había dicho a la radio que su Sra., Martine Moïse, le había enseñado la foto del cadáver del abogado Monferrier Dorval cinco (5) minutos después del asesinato de éste perpetrado en el barrio Pelerin 5. Todos recordamos que el chófer de la Sra. Martine Moïse estuvo implicado en aquel crimen. Todos recordamos que el teléfono del abogado Dorval había sido localizado en el Palacio Nacional.

Ninguna de esas víctimas pudo encontrar a alguien que las socorriera. Ninguna de ellas pudo llamar al Jefe de la Policía, ni a la Policía. Ni siquiera habían podido llamar a nadie para su socorro. Ninguna autoridad del gobierno jamás envió algunas palabras de condolencias a los familiares de las víctimas, mientras que Jovenel Moïse sí lo hizo a las familias del General Henry Namphy, del Juez René Sylvestre, de Chesnel Pierre, como así también a las de cualquier jefe extranjero.
¿Por qué quieren hacer pasar a Jovenel Moïse por un Santo? ¿Por qué tienen la audacia de tratar de hacerlo pasar por un gran presidente, por una buena persona, una persona al lado del pueblo, un pequeño Santo, un pequeño Jesús en su pesebre?

La respuesta es simple. No pueden seguir con el proyecto de 2010 con la persona que representaba realmente Jovenel Moïse. Les hace falta embellecerlo, limpiarlo, presentarlo como una persona cabal. Algo totalmente imposible, porque Jovenel fue:

  • La persona que falsificó su firma como ingeniero para poder conseguir un contrato para realizar un proyecto vial.
  • La persona que había conseguido 6 millones de dólares en el FDI para un falso proyecto para su empresa Agritrans.
  • La persona que prefirió sacrificar la relación histórica entre Haití y Venezuela para poder retener el poder.
  • La persona que creó y apoyó con dinero del Estado el grupo de bandidos denominado G9.
  • La persona que acaparó más de 8.000 ha que incluyen a tres (3) departamentos y sacó de las arcas del Estado 18 millones de dólares para entregárselos a un oligarca que lo apoyaba.

Porque si no hacen todo eso, no van a poder seguir con el proyecto de 2010, el proyecto de la comunidad internacional que destruye día tras día todo lo que está en relación con los intereses nacionales para favorecer a una minoría privilegiada de diversos carteles de negociantes en Haití.

Hay dos (2) preguntas que nosotros patriotas y demócratas haitianos debemos hacernos:
¿Hasta dónde están dispuestos a llegar la élite económica y sus aliados para seguir manteniendo bajo sus garras a Haití? Esta élite económica y la Comunidad Internacional tienen dos maneras para garantizar la continuidad. La primera es no realizar las elecciones, la otra es realizar elecciones fraudulentas o sea falsas elecciones como lo hicieron en 2010 cuando entraron directamente e impusieron al país la persona que habían elegido.

¿Qué debemos hacer, entonces, los patriotas y demócratas haitianos para enfrentar a este proyecto antinacional y reaccionario mientras que quieren mantener una supuesta democracia y un simulacro de libertad pública? Debemos comprender que la instauración de un clima democrático es la base de toda institución, de toda forma de poder y de todo proyecto político. Nuestra primera obligación es lograr un mínimo de entendimiento para construir juntos un cuaderno de exigencias para seguir juntos con la lucha para poder establecer un entorno democrático para poder realizar las elecciones. Este entorno democrático significa la puesta en funcionamiento de consenso nacional capaz de desmantelar todos los instrumentos administrativos y represivos instalados por Jovenel Moïse para controlar las elecciones y realizar su propia continuidad.

En estos momentos que atraviesa nuestro país, después del desorden institucional y el caos generalizado que el poder Tet Kale tanto la 1ra.como la 2da. versión provocaron, debemos tener suficiente sutileza para desentrañar las contradicciones, inteligencia para encontrar las verdaderas soluciones y prueba de superación para aceptarlas.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina / Fuente: ASO Haití / Foto de portada: Joseph Odelyn/ AP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: