Héctor Fraginal: Cuba es un ensayo de la guerra de cuarta generación de Estados Unidos

Compartir

Cuando los grandes medios de prensa difundían en forma parcial las manifestaciones que se desarrollaban en Cuba y daban cámara a pequeños grupos de cubanos en Uruguay contrarios al proceso revolucionario Caras y Caretas consultó al embajador de Cuba en Uruguay, Héctor Fraginal de la Torre, para reflexionar sobre la realidad cubana y los hechos de los últimos días.

¿Qué situación atraviesa Cuba en la actualidad?

En su condición de pequeño Estado insular en desarrollo Cuba no solo enfrenta las vulnerabilidades propias de ello, sino sufre los embates de un redoblado y abarcador sistema de medidas coercitivas unilaterales no aplicado contra país alguno.

Unido a lo anterior, los efectos y consecuencias multilaterales de la covid-19 han sido utilizados de manera deliberada y oportunista por el gobierno de Estados Unidos para reforzar el bloqueo con motivaciones políticas y el claro propósito de recrudecer la agresión a nuestro país y provocar penurias al pueblo cubano.

¿Qué características ha tenido la operación comunicacional con Cuba?

De ninguna manera se trata de algo surgido de forma espontánea o desde territorio nacional. Se originó en cuentas radicadas en el ciberespacio de Estados Unidos, Compañías y Grupos, algunos con vínculos con el terrorismo y financiamiento estadounidense. El gobierno cubano ha hecho públicas sobradas muestras de ello. Al revisar el inusual comportamiento de la etiqueta #SOSCUBA, se puede fácilmente distinguir que las protestas y los actos de violencia fueron alentados como parte de la guerra de cuarta generación que Estados Unidos ha ensayado contra Cuba y otros países. Indigna y ofende la narrativa absurda sobre Cuba con el propósito de poner en tela de juicio el histórico prestigio de nuestro país ante la comunidad internacional.

¿Qué ocurrió en Cuba el 11 de junio?

Nada de lo sucedido ese día es reflejo de un estallido social. El país fue víctima de una operación política-comunicacional orquestada y financiada desde territorio estadounidense, que provocó disturbios en escala limitada que no recibieron apoyo de la inmensa mayoría de los cubanos. Por el contrario, la mayor cantidad de personas que salieron ese domingo a la calle fue para defender la Revolución.

Se produjeron actos vandálicos, ataques violentos a organizaciones, centros laborales y empleados que defendían sus lugares de trabajo, centros comerciales y fuerzas y medios de orden interior. Hay que reconocer que no todos los que estuvieron en los incidentes son delincuentes o cometieron hechos violentos, sino que estaban irritados por limitaciones y carencias, en gran medida provocadas por el cerco económico que impide la llegada de combustible, recursos de todo tipo incluyendo alimentos, medicinas, materias primas, piezas y repuestos.

¿Qué medidas adoptará Cuba ante hechos de este tipo?

Cuba reitera su derecho a defender su integridad y soberanía. Cualquier intento de alterar la paz y el orden constitucional contará con la correspondiente respuesta en el marco de las leyes y el estricto apego al derecho internacional.

Rechazamos todo acto o intento injerencista en nuestros asuntos internos. Hacemos un llamado a respetar el derecho internacional, los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y los compromisos e instrumentos jurídicos suscritos en el ámbito de la comunicación digital para prevenir actos de agresión.

Agradecemos las múltiples pruebas de solidaridad y apoyo para avanzar en áreas que hoy están afectadas por el efecto combinado del bloqueo, la pandemia y nuestras propias dificultades, que nunca hemos negado.

¿Cuál es la situación actual en Cuba respecto al combate a la pandemia?

No escapamos a la proliferación de nuevas y más contagiosas cepas que complejizan aún más la ya difícil situación de enfrentamiento a la pandemia. No obstante, resulta verdaderamente heroica la batalla que han librado nuestras instituciones científicas para, en tiempo récord, con recursos propios y bajo el impacto de un bloqueo recrudecido, lograr una vacuna propia y otros cuatro candidatos vacunales.

En estudio de eficacia clínica, la vacuna Abdala previene enfermedades sistémicas severas en un 100% y evita fallecimientos también en ese porcentaje. El 15 de julio, comenzó el estudio clínico de Abdala en población pediátrica.

Cuba ha administrado más de 8 millones de dosis contra la covid-19 y más de 2 millones de personas han completado el esquema de vacunación con Abdala o con la combinación de la Soberana 02 con Soberana Plus.

Para finales de julio, toda la capital debe haber recibido las tres dosis contempladas en el esquema de Abdala.

Se presta atención permanente a la detección oportuna y aislamiento de casos, reducción de movilidad en los territorios y zonas que se requiera, testeo y habilitación de laboratorios de análisis de muestras. El diseño del sistema de salud primaria juega un rol fundamental en todo este esfuerzo.

A través de todos los medios de comunicación, incluyendo redes sociales, radios, televisión, prensa digital y escrita, se difunden informaciones relacionadas con la enfermedad, medidas que debe adoptar la población y datos precisos sobre la incidencia diaria, zonas afectadas, acciones y decisiones adoptadas.

Paralelamente, aplicamos la práctica internacional de ingresos domiciliarios con pases de visita diarios de personal médico, dispendio de medicamentos y canales de comunicación con el servicio de salud.

Entrega simbólica de 200.000 jeringas

El martes 20 de julio, El Comité Uruguayo Anti Imperialista de Solidaridad con Cuba y los Pueblos del Mundo, hizo entrega de 200.000 jeringas en la Embajada de Cuba para aportar los insumos médicos a los cuales no puede acceder por el bloqueo.

En el acto, el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, se dirigió al público presente y exhortó a las organizaciones sociales a una campaña de solidaridad con Cuba. Destacó que la gente “está enfrentando al pensamiento único” originado en Estados Unidos y la ofensiva mediática contra la Revolución.

«En momentos en que Cuba está asediada, es un momento más que oportuno de acuerdo a las mejores tradiciones republicanas y democráticas de la patria de Artigas de decir bien fuerte que a pesar de la dictadura mediática y de las maniobras en las redes sociales, el pueblo uruguayo rechaza el bloqueo criminal del imperialismo norteamericano contra Cuba», subrayó.

Agregó, haciendo referencia a los sucesos vandálicos del 11 de julio, que “la gente que sale a las calles, no a manifestarse pacíficamente, sino a dar vuelta autos, a robar electrodomésticos, a prender fuego en las calles”.

Llamó a todas las organizaciones sociales y políticas a una campaña de solidaridad con la revolución.

“Convocamos a una movilización, recordando la toma de Cuartel Moncada, el 26 a las 17 horas en la explanada de la Universidad”, añadió.

Por su parte, el embajador de Cuba en Uruguay, Héctor Fraginal de la Torre, agradeció la demostración. «Actitudes y gestos solidarios como los de ustedes hoy nos confirman la justeza de nuestro compromiso en el desarrollo de la sociedad que construimos, empeño al que va dedicado todo nuestro esfuerzo», señaló.

«Esa decisión de desarrollar una sociedad más justa, humana y equitativa incomoda enormemente al gobierno norteamericano que durante más de 60 años sistemáticamente diseña, financia y ejecuta planes de desestabilización y subversión que incluyen un bloqueo inhumano que nos priva de adquirir cosas tan básicas como medicinas, instrumental médico, alimentos, combustible y materias primas fundamentales, entre otros muchos ejemplos», subrayó.

Agradeció el gesto del pueblo uruguayo y señaló: «Gracias compañeras y compañeros por este gesto y este esfuerzo de enorme significación de donar estas jeringas para nuestro pueblo y gracias por esta manifestación de apoyo en momentos en que se intenta presentar a Cuba como país sumido en el caos».

Tomado de Caras y Caretas

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario