Suspendieron unas horas la ceremonia inaugural de la Constituyente en Chile: La Revuelta ganó la calle en todo el país con la consigna «No hay nada que celebrar mientras haya presos políticos»

Compartir

La antesala del primer día de funcionamiento de la asamblea compuesta por 155 constituyentes que fueron elegidos en mayo pasado, estuvo marcada por los llamados a marchas, y la realización de ceremonias y rituales, convocados por los representantes de las distintas listas y los pueblos originarios. Las manifestaciones derivaron en fuertes cargas policiales y se concentraron en torno al centro histórico de Santiago.

Protesta de jóvenes en Santiago, Chile

En una jornada catalogada como histórica, que se vivió en las horas previas con alta expectación, y que se desarrolló de manera accidentada y con incidentes en torno a la sede del Congreso Nacional en Santiago -y que además significó la interrupción por unas horas de la ceremonia inaugural-, Chile dio inicio a la Convención Constitucional, el órgano que deberá redactar una nueva Carta Magna. Finalmente, sin que cesara la represión los constituyentes se prestaron a seguir con la ceremonia.

El panorama cambió con el correr de los minutos y los incidentes escalaron en su intensidad. Hubo enfrentamientos entre varios grupos de manifestantes y fuerzas especiales de carabineros, y en el momento en que un grupo de personas quiso traspasar los cordones de seguridad dispuestos, el personal policial intentó dispersarlos con el uso de camiones hidrantes y gases lacrimógenos. También se produjeron ataques de móviles de prensa, y varios de los nuevos constituyentes acusaron a las autoridades de avalar la represión.

En una tipica declaración de los subditos del fascismo que gobierna Chiel, el subsecretario de Interior, Juan Galli señaló: “Un grupo de violentistas no respeta este momento histórico para Chile. El llamado es a deponer la violencia y permitir que este proceso se lleve adelante con tranquilidad y democráticamente”. Lo que Galli no dice es que los carabineros cargaron brutalmente y apalearon a los manifestantes. Esos mismos carabineros que han asesinado a varios militantes populares y mantienen encarcelados (después de hacerlos pasar por la tortura) a numerosos d jóvenes.

“Nosotros constituyentes fuimos golpeados por carabineros de Chile”, respondió Valentina Miranda, representante de Apruebo Dignidad.

Así, la ceremonia fijada en su inicio a la diez de la mañana y que contemplaba la lectura de un acta de proclamación, la elaboración de un reglamento para definir los procedimientos, y la elección de las directiva de la Convención Constituyente, comenzó con una hora de retraso y en medio de pifias y abucheos contra la represión en las manifestaciones. Durante la interpretación del himno nacional, incluso, varios representantes comenzaron a gritar consignas a favor y la ceremonia debió ser interrumpida.

“Obviamente que queremos hacer una fiesta de la democracia y no un problema, por lo tanto, yo voy a pedir un par de minutos para que se solucione lo que está sucediendo y vamos a suspender la sesión”, dijo la secretaria relatora del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), Carmen Gloria Valladares.

La tensión se traspasó a las calles y las fuerzas policiales se desplegaron en mayor número, mientras las acusaciones de represión aumentaron. En el interior de la sede del Congreso Nacional las negociaciones se intensificaron en torno a la presencia de carabineros alrededor del lugar, y la incertidumbre se instaló. “Me parece fundamental que este procesos se desarrollen con garantías de no represión, y por tanto solicitamos que no se inicie la ceremonia hasta que las Fuerzas Especiales se retiren”, dijo la constituyente Alondra Carrillo.

En Plaza de la Dignidad, el lugar simbólico de la revuelta de octubre de 2019, también hubo violentos incidentes y un grupo de jóvenes sobrepasó una barrera de contención, donde antes estaba el monumento del represor y racista General Manuel Baquedano. Todo, mientras la «histórica» Convención aún no se lograba instalar ni comenzar su trabajo.

Reiniciaron la ceremonia después de una prolongada suspensión por la represión en las calles.

La reforma fue una de las demandas clave de la ola de protestas callejeras que sacudió a Chile desde fines de 2018.

La Convención Constituyente de Chile fue instalada este domingo en un clima de tensión, una hora y media después del momento previsto, debido a incidentes entre manifestantes y la policía en los alrededores de la sede del Congreso en Santiago.

Los representantes de la Lista del Pueblo regresaron a la sesión luego de salir a la calle para reclamar que cesara la actuación de las Fuerzas Especiales de Carabineros, que dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos y carros hidrantes.

«Abro esta primera sesión, en que se instala la Convención Constituyente, encargada de redactar un propuesta de texto para una Constitución para Chile», dijo la relatora del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), Carmen Valladares.

Luego, Valladares leyó los nombres de los 155 convencionales que fueron elegidos el 15 y el 16 de mayo y que deberán redactar una nueva carta magna para reemplazar a la actual, vigente desde la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-90). Los constituyentes tendrán nueve meses y una prórroga de tres más para elaborar dicha Constitución.

httphttps://www.facebook.com/watch/?v=800919417289531 s://www.facebook.com/watch/?v=338844454281681

 

 

 

Tomado de Resumen Latinoamericano

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: