Una década perdida para América Latina

Compartir

Patricia María Guerra Soriano (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

A pesar de las estimaciones de crecimiento económico informadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que denotan una mejoría de un 5, 2 por ciento con respecto a la retracción del 6, 8 por ciento registrado en 2020; en términos de ingreso per cápita, los países del área siguen una trayectoria que, según la secretaria ejecutiva de ese organismo, Alicia Bárcena, conduce a una década perdida.

Durante la presentación, este jueves, del nuevo informe especial de Cepal, “La paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad”, Bárcena aclaró que la expansión económica pronosticada no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido.

Los impactos sociales de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y se prolongarán durante la etapa de recuperación, al punto de que para el próximo año se prevé una significativa desaceleración que reportará un crecimiento económico de solo un 2, 9 por ciento.

De acuerdo con el documento, la insostenibilidad de la tasa de desarrollo actual implica un riesgo de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión, empleos, y mayor deterioro ambiental. Numerosos reportes de agencias internacionales han revelado cómo la pandemia afecta a sectores vulnerables de la población (mujeres, escolares y personas mayores) y aumenta la desigualdad y la pobreza en un década que suponía progreso en función del cumplimiento de la Agenda 2030.

Antes de la pandemia, ya los países del área experimentaban un estancamiento económico resultado de la incapacidad de promover políticas que fomentaran la inversión y la diversificación productiva sostenible. Luego de reconocer esa realidad, Alicia Bárcena expresó que la región está urgida de “políticas industriales y tecnológicas para impulsar el crecimiento de sectores más intensivos en tecnología y generadores de empleos de calidad”, a lo cual sumó la necesidad de reestructurar los sistemas de salud y educación.

Para concretar esos propósitos, la funcionaria instó a los Gobiernos a mantener las políticas de transferencias de emergencia y a implementar bonos contra el hambre, asegurar el acceso a una canasta básica digital, fortalecer el apoyo a las medianas y pequeñas empresas e impulsar políticas transversales y sectoriales que determinen un nuevo modelo de desarrollo.

Hasta el pasado 30 de junio, la región acumulaba más de 1 260 000 muertes por causa de la COVID-19, lo cual equivale al 32 por ciento del total mundial, a pesar de que su población representa el 8,4 por ciento a nivel global. Otra de las lamentables brechas se encuentra en la vacunación. Según la Cepal, solo 13,6 por ciento completó la pauta de vacunación, una cantidad ínfima si se compara con el 34,9 por ciento de la población en la Unión Europea y el 46,3 por ciento en América del Norte.

La Cepal evidenció que las transferencias de emergencia a los sectores más vulnerables permitieron atenuar el alza de la pobreza en el año 2020. En este sentido, el informe precisó que, de no haber sido aplicados estos programas sociales, en lugar de los 209 millones de personas que viven en condiciones de pobreza, existieran 230 millones y los 78 millones en pobreza extrema, habrían sido 98 millones.

Si bien las transferencias de recursos beneficiaron a 326 millones de personas, es decir, al 49, 4 por ciento de la población de América Latina y el Caribe, el organismo alertó sobre el incremento de la desigualdad en la distribución del ingreso y de la inseguridad alimentaria moderada o grave que aumentó 6,5 puntos porcentuales en comparación con 2019, por lo cual 44 millones de personas más viven en inseguridad alimentaria moderada o grave, y 21 millones pasaron a sufrir inseguridad alimentaria grave.

La crítica situación no parece ser tan alarmante para todos los Gobiernos. La Cepal indicó que en el período de enero a abril de 2021, 20 países anunciaron o extendieron transferencias de emergencia por 10 mil millones de dólares. De mantenerse este nivel de gasto en los restantes ocho meses de 2021-detalla el documento- el gasto en transferencias anual sería la mitad del gasto de 2020, lo cual limitaría la cobertura a 231 millones de personas en contraste con los 326 millones alcanzadas el pasado año.

En materia de comercio exterior el panorama parece más favorable, pues se anticipa que las exportaciones regionales se incrementen un 22 por ciento en 2021, después de experimentar un descenso del 10 por ciento en 2020, lo que se explica por el aumento de los precios de las materias primas, la recuperación de la demanda en China, Estados Unidos y la Unión Europea, y la recuperación de la actividad económica en la región.

A diferencia del comercio, el estado medioambiental también se suma a la compleja situación de los restantes indicadores con daños imposibles de revertir. El informe precisó que a pesar de mejoras temporales en la calidad del aire y la reducción de la emisiones de gases de efecto invernadero, las emisiones repuntarían cinco por ciento este año, mientras que en 11 países de la región se observó una caída de 35 por ciento en el presupuesto o gasto de protección ambiental en 2019-2020.

Con relación al financiamiento, el organismo internacional advirtió que América Latina es la región con el mayor peso de la deuda externa en el Producto Interno Bruto (PIB) y con el mayor servicio de la deuda externa en términos de exportaciones de bienes y servicios, de ahí que los niveles de endeudamiento reduzcan el espacio fiscal y pongan en peligro la recuperación y el crecimiento futuro.

“A la luz de todos estos desafíos, es necesaria una nueva arquitectura financiera internacional para responder a la emergencia y al desarrollo de la región”, dijo Alicia Bárcena y concluyó: “Los esfuerzos para una recuperación transformadora deben aprender de la crisis ambiental: las otras ventanas de oportunidad también se irán cerrando si no se actúa ahora.

(*) Periodista cubana, escribe en Cubaperiodistas, sitio web de la Unión de Periodistas de Cuba.

Foto de portada: Nelson Antoine / Shutterstock

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: