Venezuela denuncia que la empresa que contrató a los mercenarios para asesinar a Moïse estaría involucrada con el intento de magnicidio de Maduro

Compartir

El Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, denunció este martes que tienen «algunos indicios» de que la empresa que contrató a los mercenarios colombianos para asesinar al presidente de Haití, Jovenel Moïse, «estuvo involucrada en todos los eventos logísticos» en el intento de magnicidio contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ocurrido el 4 de agosto de 2018.

Se trata de la empresa de seguridad privada CTU Security (registrada como Counter Terrorist Unit Federal Academy LLC), con sede en Miami, EE.UU., dirigida por el opositor venezolano Antonio Enmanuel Intriago Valera.

Rodríguez aseguró que Intriago tiene una vinculación con el mandatario colombiano, Iván Duque, con quien participó en la organización del concierto que se realizó en Cúcuta en 2019, denominado Venezuela Aid Live; así como con los opositores venezolanos Leopoldo López —prófugo de la justicia venezolana y radicado en España— y el exdiputado Juan Guaidó.

«El gobierno de Iván Duque es, de manera consuetudinaria, una verdadera amenaza en contra de la paz a la que tenemos derecho todos los venezolanos, la paz a la que tienen derecho los haitianos», enfatizó Rodríguez.

Añadió que en los últimos años, «todas las acciones violentas que se han perpetrado o intentando perpetrar» en Venezuela, y que este país ha denunciado, «tienen su epicentro en el gobierno de Iván Duque» y en el «paramilitarismo, ahora producto de exportación de Colombia» y en «el narcotráfico colombiano».

La Presidencia de Colombia publicó recientemente un comunicado en el que niega la presunta vinculación de Duque con Intriago y que ambos se habían encontrado en un evento el 10 de febrero de 2018, en Miami, Florida, al que acudieron más de 1.200 personas.

Una visita de EE.UU. y el desencadenamiento de la violencia

Aparte, Rodríguez señaló que el exembajador de Colombia en EE.UU. Francisco Santos confesó el plan criminal contra el mandatario haitiano, durante una entrevista que le hicieron en donde habló de la visita de un alto funcionario estadunidense para establecer «una misión delicada».

Posteriormente se supo que se trató del director de la CIA, William Burns, y su estadía en territorio colombiano ocurrió pocos días antes del magnicidio en Haití, así como previo a desencadenarse hechos de violencia en Venezuela, destacó el titular de la Asamblea Nacional, que vincula todo lo ocurrido en territorio venezolano con el Gobierno colombiano.

Nuevos intentos de magnicidio

Rodríguez, en conferencia de prensa, informó que hubo otro intento de magnicidio contra Maduro planificado para el pasado 5 de julio, día en el que Venezuela celebra su independencia.

En la rueda de prensa, el funcionario mostró un video de uno de los terroristas capturados recientemente en Caracas, durante las intensas balaceras de la banda criminal del ‘Coqui’.

«Desde la cara de una de las montañas del suroeste de Caracas, en El Valle, había apostado un francotirador que hizo tomas de la tarima del Paseo Monumental de los Próceres y de la Academia Militar de Venezuela, para actuar contra el presidente Nicolás Maduro en la celebración del 5 de julio del año 2021», enfatizó Rodríguez, al explicar las imágenes que se veían en ese video.

Antes de esto, fueron desactivados cuatro drones por los servicios de inteligencia de Venezuela, durante la actividad del 22 de junio, como parte de la celebración de los 200 años de la Batalla de Carabobo, una acción militar que fue vital para la independencia del país suramericano.

Esto ocurrió en el Campo de Carabobo, en el estado homónimo, cuando el mandatario venezolano develaba un nuevo monumento por el bicentenario de la batalla. «Otra vez el dinero de Colombia, otra vez los drones de Colombia», dijo Rodríguez respecto a este fallido ataque.

Además de estos dos nuevos casos, Rodríguez recordó la fallida ‘Operación Gedeón’ en Venezuela, una incursión armada ejecutada el 3 de mayo de 2020 por un grupo de hombres sobre la costa centro-norte del país suramericano, con el objetivo de secuestrar y asesinar a Maduro.

Según la Fiscalía colombiana, la fallida operación se planeó en Bogotá, donde se conformaron grupos de 20 hombres, liderados por desertores del ejército y prófugos de la justicia venezolana, que fueron asesorados y entrenados en campamentos en Colombia por agentes estadounidenses, concretamente los exboinas verdes Jordan Goudreau, Airan Berry y Luke Alexander Denmam.

Las balaceras de la banda del ‘Coqui’

De acuerdo con Rodríguez, debido a los fallidos nuevos intentos de magnicidio contra Maduro, los días 22 de junio y 5 de julio, el 7 de julio la oposición radical venezolana lanzó la operación «de malandros, paramilitares y terroristas».

En concreto, el funcionario se refirió a las actividades criminales lideradas por la banda del ‘Coqui’, en el suroeste de Caracas, específicamente en la zona popular conocida como Cota 905. Desde ese día hubo balaceras, hasta que las autoridades lograron el control del barrio.

De acuerdo con Rodríguez los criminales fueron «entrenados en Colombia», porque, dijo, durante sus acciones no se vieron «las prácticas comunes del malandraje caraqueño o venezolano».

La Ministra de Relaciones Interiores de Venezuela, Carmen Meléndez, detalló que durante el operativo de seguridad contra el grupo criminal los efectivos de venezolanos lograron incautar «un verdadero arsenal de guerra», y que las armas decomisadas provenían de EE.UU. y Colombia.

Los promotores

Sobre los promotores —con financiamiento y armas— de esta operación «paramilitar«, Rodríguez apuntó directamente al opositor Leopoldo López, que «tiene una compulsión para tratar de generar acciones (de violencia) en los días en los que los venezolanos celebran alguna fecha patria«, como en este caso el aniversario de la Batalla de Carabobo y la Independencia del país.

Asimismo, dijo que López se apoyó en los también opositores Freddy Guevara, Gilber Caro, Hasler Iglesias y Emilio Graterón para el plan paramilitar, y mostró algunas conversaciones donde hablaban de la operación criminal.

Detienen en Venezuela al exdiputado Freddy Guevara por su vinculación a «grupos extremistas asociados al gobierno colombiano»

«Esta gente se cree impune porque estamos en un proceso de conversaciones, a los efectos de las negociaciones que ya están avanzando» entre el Gobierno venezolano y la oposición, mencionó Rodríguez.

Asociado a estos hechos, Guevara fue detenido el lunes por la presunta comisión de delitos de «terrorismo, atentado contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria». Guevara fue, según Rodríguez, «el encargado de la activación de los narcomalandros y narcoterroristas de la zona del suroeste» de Caracas.

También está involucrado Luis Somaza, contra quien también hay una orden de aprehensión, que trató de cumplirse este lunes.

El funcionario desestimó las acusaciones hechas por Guaidó en torno a su posible intento de detención en su residencia en Caracas. Rodríguez indicó que tienen conocimiento de que estos planes de violencia están tratando de activarlos también en el interior del país, concretamente en los estados Aragua, Barinas, Bolívar, Guárico y Lara.

Tomado de RT/ Foto de portada: Prensa Miraflores. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: