Basta de la Dictadura del terrorismo

Compartir

Por José Ariza Rueda (*)/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano

“Rio revuelto, ganancia de pescadores” sabia y vieja frase de nuestros viejos que poco recordamos o ponemos en su real dimensión. Dejemos un primer asunto en claro: el terrorismo solo sirve a los que pretenden controlar a las masas, es decir a los poderosos de cualquier calaña, no le sirve al pueblo que cede y sublima su poder a los que considera sus lideres o machos alfa.

El terrorismo sistemático como mecanismo de control ha sido usado por los violentos desde la noche de los tiempos, la civilización  como una apuesta para proteger a la tribu de la violencia propia de la manada y en especial de otras manadas, el desarrollo de la corteza cerebral obro en el mismo sentido, 900 gramos adicionales de cerebro desarrollados por la especie humana y que nos distinguen del mamífero mas inmediato, el mono, sirven para discernir impresiones, controlar los impulsos y mejorar habilidades de transformación, es decir para potenciar capacidades personales y sociales que aumenten las posibilidades de supervivencia como especie.

Nuestro futuro natural evolutivo debería ser la convivencia pacifica, justa y equitativa, pero para ello debemos superar las taras y lacras de nuestros anteriores estadios evolutivos, que se encuentra resumida en la pequeña amígdala cerebral, pero que nos ha garantizado y nos sigue garantizado la supervivencia emergente por encima de cualquier prerrogativa racional, eso evita que haya una masiva ola de suicidios por depresión en un mundo absurdo que permite y alienta la muerte con tal de mantener los privilegios de una elite enferma, Thanatos se impone a Eros.

Son estas taras violentas de la manada que magnificadas rompen los sensores existenciales para lograr que la mínima amígdala: la pasión y el odio, se impongan como dictadura sobre los cientos de miles de años de evolución de la corteza integradora y cumplen los mismos objetivos que en esa oscura época: mantener el orden establecido por el macho alfa garantizado la unidad primaria de la manada en aras de sobrevivir a los ataques depredadores del entorno.

Pero resulta que gracias a la civilización global y a los controles multilaterales establecidos después de las grandes guerras ese escenario cambio radicalmente, ya nadie pretende atacar a otro país para robarle la provisión de comida, las mujeres y las herramientas, o si? Los únicos países del mundo que han mostrado esa tendencia antisocial no representan ni el 2% del concierto mundial, esto es EEUU, UK e Israel, el resto ha firmado todos los tratados propuestos en la posguerra, solo ellos ejercen ocupación violenta y sostenida de otros estados o pueblos cometiendo genocidios que el mundo civilizado no puede controlar. Y si bien hay conflictos armados en algunas partes del mundo son el general promovidos por intereses multinacionales y de hegemonía total de estos mismos países, intereses que provocaron las guerras mundiales y cuyos fines solo han sido aplazados ante la presión internacional de las victimas.

Los países de Nuestramerica, considerada patio trasero de los EEUU están inmersos en esa dinámica hegemónica que pretende continuar imponiendo la tiranía de un orden financiero y geopolítico basado en el petro dólar. Los EEUU se autoproclaman “Macho alfa” y necesitan del terror para mantener su retrogrado equilibrio, nos venden una visión violenta absurda del mundo en el que las armas son imprescindibles para mantener la paz.

Preguntémonos si nosotros, ciudadanos de a pie, tenemos algún impulso real por meternos a robar la provisión de comida, mujeres o herramientas de algún país vecino o si creemos que algún ecuatoriano tiene esas malas intenciones contra sus vecinos de Colombia o Perú, la respuesta es evidente, por lo que la mayoría de argumentos de la guerra son falsedades para justificar el enorme gasto militar que debilita la inversión de los países en la garantía de derechos a la educación que nos fortalecería como nación o en la salud, es evidente que son otros los que nos quieren brutos, enfermos y débiles para mantenernos como esclavos, para que estemos dispuestos a perder nuestra dignidad con tal de sobrevivir.

Pero para que aceptemos sus absurdos argumentos guerreristas necesitan que no pensemos creativamente, y la manera mas efectiva para ello es mantenernos asustados, es imponer el miedo desde el terror mediático, es crear permanentemente shows que nos refuercen el imaginario de vulnerabilidad, de vecinos enemigos y de terroristas en las puertas de nuestras casas, cuando en realidad los verdaderos terroristas son ellos, con su industria del cine, de las noticias manipuladas, de las mentiras mil veces repetidas, ellos son los únicos que han sido capaces de lanzar bombas genocidamente sobre la población civil en Hiroshima, Nagasaki o Vietnam, destruidas totalmente con sus niños, mujeres, ancianos, animales, mas de 6 millones de asesinatos instantáneos.

Solo a ellos les puede convenir el terrorismo, como mecanismo de manipulación social, nosotros los pueblos no podemos caer en esa trampa, ninguna guerra a la que nos quieran empujar, debemos aumentar y perfeccionar los mecanismos de encuentro, de dialogo, de consensos, pero también de autodefensa critica ante las enormes y agresivas campañas para sembrar terror, desconfianza, desunión, que mantiene este imperio criminal, el único con cientos de bases militares de guerra y que poco le importa matar a un presidente electo democráticamente en Haití con tal de intervenir un país y ganar una posición estratégica militar ante una eventual tercera guerra contra los cada vez mas fuertes países que disputan su hegemonía: los BRICS y los países no alineados.

Ellos necesitan su terrorismo por eso ninguna cadena de medios u organismo internacional, dirá nada contundente contra el gobierno uribista de Duque, aquel que acusa a otros de terroristas pero que abandona a la mayoría de su pueblo empobrecido y masacra a los que protesten contra ese abandono, pero si contra Cuba o Venezuela, que no tienen bases militares gringas, que hacen respetar su soberanía y sus patrimonios, que han salvado la dignidad de sus pueblos garantizando un mínimo plato de comida y los derechos a la educación, salud y seguridad publica, no dirán que no ha sido en ninguno de esos países donde hay casi 10 millones viviendo fuera, 10 millones mas de denuncias por violencia estatal como en Colombia; son sesgados a favor de quienes los crearon y los financian.

Poco hablan del paramilitarismo como un terrorismo que se expande como pandemia por toda América y el mundo, fue protagonista desde el nacimiento de EEUU, el filibustero Walker no era otra cosa, o las bandas en África para robarse el oro, los diamantes, el coltán, etc., los que formaron las CONVIVIR con asesoría israelí en Colombia, las bandas de narcos para marcar territorios abandonados planificada y perversamente por el Estado, todo confluye en la creación de un orden criminal del mundo con tal de mantener privilegios anacrónicos aunque nos cuesten la felicidad, el amor, el bienestar y la vida a millones, la dictadura del 1% sobre el resto de nosotros, cada vez mas insoportable y menos invisible, que debemos superar para que por fin EROS triunfe sobre thanatos, el amor solidario y consiente sobre el odio y el miedo irracional, para que venza la civilización sobre la barbarie, venceremos los humildes.

(*) Psicólogo colombo-ecuatoriano. Es miembro de la Red de Psicólogos Nuestroamericanos y Red de Solidaridad entre los Pueblos.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: