Cuba: Reconocen valía del Método Neuropoint o de potenciación de la inteligencia infantil

Compartir

Por Flor de Paz (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Un método diseñado en Cuba para estimular el desarrollo de niños entre cero y seis años —afectados por hipoacusia neurosensorial, lesiones estáticas del sistema nervioso central, Síndrome de Down, retrasos en el desarrollo del lenguaje y trastornos del espectro autista, entre otros problemas de salud—, es aplicado en la isla desde 2016.

El procedimiento, identificado como Neuropoint, de la autoría del profesor e investigador cubano Orlando Terré Camacho, consiste en la potenciación de la inteligencia a través de elevadas dosis de alegría y de la experiencia del juego como estrategia más importante para  promover potencialidades cognitivas, motoras, del lenguaje y socioafectivas favorecedoras de autonomías en el niño.

La valía del Neuropoint es renocida por Doctora Niurka Ginorio, especialista en Medicina General Integral, Logopedia y Foniatría, del Centro Internacional de Salud La Pradera, quien definió tres etapas fundamentales en la aplicación del método, de acuerdo con una publicación de la revista Avances Médicos de Cuba.

En la de evaluación —señaló— son detectadas las potencialidades del niño, a partir de sus autonomías y dependencias. Mientras, “el proceso de diagnóstico es edificado desde los puntos vista biológico, social, psicológico y educativo, y participa un equipo de especialistas de las ciencias médicas y pedagógicas”.

Añadió que, en un tercer momento, el tratamiento individualizado se basa en la estimulación multisensorial potenciadora de cada área del desarrollo del paciente y con absoluto respeto a su ritmo evolutivo.

Un factor determinante para que el procedimiento sea completo y tenga mayor efectividad es el vínculo con la familia, subrayó Ginorio. “En el tiempo que dura el tratamiento en las instituciones médicas, brindamos herramientas a los padres para que continúen con el método en los hogares, y así aprovechar todos los momentos en los cuales el niño está activo”.

Los resultados obtenidos en la aplicación del Neuropoint en niños con requerimientos especiales ha permitido, además, extender este método a la enseñanza general. Su uso también se prolongó a la Sede Pedagógica de la Universidad de Cienfuegos y a la Casa de Altos Estudios de Ciencias Pedagógicas de La Habana Enrique José Varona.

En el Centro Internacional de Salud La Pradera han sido favorecidos con el Neuropoint más de 300 niños cubanos y de países como Argentina, Panamá, República Dominicana, Perú, Venezuela y Angola, informó la doctora Ginorio.

La especialista consideró, asimismo, que el límite de aplicación del método hasta los seis años fue establecido porque en esta etapa, la de primera infancia, el sistema nervioso vive en plena maduración y, por tanto, es vulnerable a cualquier situación biológica o ambiental que pueda influir en el desarrollo del niño.

“Ese período se caracteriza por un grado elevado de plasticidad cerebral o mayor capacidad del sistema nervioso para recuperarse y reorganizarse  orgánica y funcionalmente, después de producido un daño”, dijo.

Nuestro cerebro —ejemplificó la Doctora Ginorio— está preparado para varias tareas. “El hemisferio izquierdo, destinado al lenguaje, si no se estimula, asume otras funciones. Por ello resulta necesario incentivarlo con el objetivo de que desarrolle esa actividad”.

El método Neuropoint ostenta varios lauros internacionales, entre ellos el Mundo Esperanza, otorgado en febrero de 2016 por la Asociación Mundial de Educación Especial; el Premio Internacional de Buenas Prácticas al Programa Nacional de Implante Coclear, y el Premio Mundial de la Ciencia Infancia, recibido en 2019.

 

(*) Periodista cubana especializada en temas científicos y Directora de Cubaperiodistas.

Foto de portada: Avances Médicos. 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: