En Guatemala el gobierno despliega policía para responder a protestas

Compartir

Guatemala vivió la segunda jornada de movilizaciones en al menos seis departamentos y la ciudad capital, con un despliegue de policías y fuerzas especiales que no se había visto en estas jornadas recientes. Cientos de personas se unieron nuevamente desde la seis de la mañana del 5 de julio, a la convocatoria realizada por las Autoridades Indígenas Ancestrales, que llamaron a la población a sumarse a la convocatoria para pedir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y de la fiscal general del Ministerio Público Consuelo Porras.

Durante las protestas de la calle Martí, en la 5ª avenida de la zona 2, así como frente al edificio del Ministerio Público (MP), 15 avenida de la zona 1 y, sobre el kilómetro 50 de la autopista Palín-Escuintla, personas y autoridades indígenas además de reportar una importante cantidad de policías y antimotines, denunciaron que varios de los agentes tomaron fotografía y videos de quienes asistieron a los diferentes puntos de protesta.

En algunos lugares se presentaron representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) para mediar entre quienes expresaban su descontento y oficiales de la Policía Nacional Civil, que bajo el argumento del derecho a la locomoción intentaron desalojar a los manifestantes.

Después de la primera convocatoria, cuyo resorte de movilización fue la destitución de Juan Francisco Sandoval, exfiscal de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Porras designó a José Rafael Curruchiche, quien dirigía la Fiscalía de Delitos Electorales, como nuevo jefe de la FECI. La nominación de Curruchiche, un fiscal cuestionado por actuaciones en investigaciones como la de financiamiento electoral ilícito del partido FCN-Nación del expresidente Jimmy Morales o en la captura del exsuperindente de la SAT, Juan Francisco Solórzano Foppa, provocó más condenas y protestas.

Para el abogado constitucionalista Oswaldo Samayoa, la nominación de Curruchiche es una muestra más de la cooptación del Estado para detener la persecución penal de funcionarios acusados de corrupción.

La reacción del gobierno estadounidense sobre la designación de Curruchiche, a través del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, fue que “no agrega confianza en la capacidad del organismo para investigar y procesar de forma independiente los casos de corrupción”.

En este contexto se desarrolló la nueva convocatoria de paro nacional, que da continuidad al llamado lanzado la semana pasada por las autoridades comunales de los 48 Cantones de Totonicapán.

Guatemala es foco de atención internacional. La noticia de la designación del nuevo fiscal de la FECI y del paro plurinacional, como ha sido denominado, ha ocupado un espacio importante en los principales medios del continente latinoamericano, de Estados Unidos y de Europa.

Rigoberto Juárez, del Gobierno Ancestral Plurinacional, dijo que las autoridades indígenas que han convocado al paro “están participando junto a los distintos pueblos del interior del país, no solamente los movimientos urbanos”.

Saturnino Figueroa, una de las autoridades indígenas del norte de Huehuetenango, argumentó que lo inmediato de esta serie de protestas es detener lo que llamó “dictadura constitucional” y “que la principal demanda en este momento es rescatar la democracia. “El llamado es a despojarnos de las demandas sectoriales y particulares, enfocarnos en una sola demanda que nos permita volver a una democracia real y participativa”, dijo.

Policías custodia la entrada del edificio del Ministerio Público. Personas denunciaron que agentes les tomaron fotografías y videos a las personas que se presentaron a la protesta. Foto: Luis Ovalle.

Tomado de Prensa Comunitaria

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario