Miami, capital de las cucarachas

Compartir

José Luis Méndez Méndez (*) / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Las noticias alarmantes sobre la presencia de variedades de cucarachas en la ciudad de Miami, no cesan en los medios de comunicación locales e internacionales. Al parecer su Alcalde Francis Suárez, ocupado en exigir acciones militares contra Cuba, no tiene tiempo para dedicarse a enfrentar este flagelo, que invade y se ha instalado en todos los confines de su dominio.

La ciudad de Miami sigue en puja por conquistar el primer lugar en avistamientos de cucarachas en todo Estados Unidos, mantenerse en la cima y convertirse en referente para otras ciudades.

Una consulta en las redes sociales sobre disponibilidad de alojamiento en el Miami Beach North Plaza Hotel, recibió la siguiente opinión: “Estuve en este hotel con mi mamá, mi hermana y mi sobrina de un año. Había cucarachas corriendo por la habitación, por esa razón nos mudaron para otra y allí más cucarachas. El gerente nocturno maleducado e inepto. No recomiendo para nada este hotel”.

Por su parte la periodista Sonia Osorio, publicó: “¡Cuidado! Las cucarachas invaden Miami” y según la nota esa ciudad ocupa, hasta ahora, el tercer lugar entre las 15 ciudades del país con la peor infestación de cucarachas, superada solo por Nueva Orleans y Houston, en ese orden, según la American Housing Survey, (AHS, por su sigla en inglés) divulgada por la National Alliance of Safe Pest Control.

Miami destaca por tener un alcalde belicista y bravucón, playas espectaculares, divertida vida nocturna y para horror de sus ciudadanos y turistas,… asco, por la infestación de cucarachas, insectos a los que les encanta vivir en un lugar con el clima que tiene casi todo el año esta ciudad estadounidense.

“En el 2016, Miami no tuvo un solo día por debajo de los 57 grados. Mezcle eso con una ciudad conocida por su humedad y que se encuentra justo en la costa con un mar (con agua) caliente, y tiene un lugar donde las cucarachas se instalan y no tienen motivos para irse”, indicó el reporte de la encuesta.

Una docena de restaurantes locales fueron sancionados por no poder  ocultar los insectos. Las cucarachas son un problema nacional, afirma el sondeo, pero muchas de las principales ciudades están cerca del agua, en lugares constantemente calientes o que tienen ambos factores. Y estas son las condiciones que las cucarachas prefieren, además de la ausencia de políticas públicas alcaldesitas, que frenen esta realidad escondida detrás de las lámparas de neón.

The American Housing Survey realiza una encuesta minuciosa cada dos años en los hogares de los estadounidenses. Se centra en cómo a los residentes les gusta vivir, dónde residen, la condición de su hogar y otras preguntas similares, incluida la presencia de plagas en su residencia.

El comité de AHS compiló los resultados de la encuesta, que reveló las 15 principales ciudades de Estados Unidos con los peores problemas de infestación de cucarachas. Se informó que los encuestadores preguntaron si los residentes habían visto “cucarachas (vivas o muertas) dentro de la casa o edificio durante los 12 meses previos a la entrevista, o mientras vivía en la residencia, si el tiempo era menor a 12 meses”.

Otro titular del diario el Nuevo Herald con sede en Miami alertaba: “Moscas, cucarachas y ratones: los restaurantes del sur de la Florida que meten miedo”. Por su parte el periodista David J. Neal, escribió: “Moscas en la sopa, 188 cucarachas vivas, un ratón muerto: los restaurantes más asquerosos del sur de la Florida”. Cucarachas vivas paseándose por encima de alimentos y un ratón muerto en un restaurante dieron la nota más estridente de la infame lista de esta semana de los restaurantes Sucios y Clausurados (Sick and Shut Down) del sur de la Florida que no pasaron la inspección.

El siguiente reporte sobre las inspecciones en restaurantes de estos condados lo envió el Departamento de Negocios y Regulación Profesional (DBPR) de la Florida. Aclaraba el diario: “Nosotros no controlamos quién hace las inspecciones, ni tampoco la forma en que el inspector hace su trabajo. No incluimos todas las violaciones, sino únicamente las más graves, y las reportamos sin pasión ni prejuicio, aunque sí con cierta dosis de humor”.

Situaba como uno de los más asquerosamente destacado a: Belle’s Bar & Grill, ubicado en el 116 Lakeshore Drive, North Palm Beach, con un total de 14 violaciones, siete de ellas de alta prioridad.

En este local al parecer, los roedores y las cucarachas escogieron la cocina como campo de batalla. Había un total de 16 excrementos de roedor debajo de una alacena y de una escalera en el área de fregar. Las cucarachas vivas eran 24, y de ellas, cinco estaban al lado de una tabla para cortar en el área de cocinar. Un quinteto de moscas revoloteaban debajo del fregadero de tres compartimentos. La máquina lavaplatos del bar no tenía desinfectante con cloro, y otra máquina lavaplatos no tenía suficiente agua caliente. El lavabo del bar no tenía jabón ni bastante agua caliente. Tampoco ninguna medida protocolar contra la pandemia.

Para evitar suponer, que este fue un caso aislado, el diario colocó otro ejemplo, Blue Pointe Bar & Grill, ubicado en el 18701 SE Federal Highway, Tequesta, poseedor de cuatro violaciones, tres de ellas de alta prioridad. Se emitió una Orden de Parar la Venta por un pan que tenía posada una mosca encima. Otras 17 moscas llamaron la atención del inspector. La máquina lavaplatos no limpiaba nada.

Y, en el Cannoli Kitchen, ubicado en el 9101 Lakeridge Boulevard, Boca Raton, se registraron  un total de cinco violaciones, tres de ellas de alta prioridad. Había “13 cucarachas vivas entre una alacena y la pared debajo de un lavamanos en la cocina”, y otras “tres cucarachas muertas debajo de un estante de la cocina, además de otras seis cerca del calentador de agua en el área de fregar”.

Un centro favorito de emigrados cubanos, Estrella Cubana Restaurant, ubicado en el 1284 Palm Avenue, Hialeah, acreditó de 12 violaciones, cuatro de ellas de alta prioridad. Describe el artículo: Los roedores deben haber seguido a la Estrella Cubana hasta este restaurante, y luego dejaron su rastro, ya que el inspector contó “más de 50 excrementos de roedor en el piso a lo largo de las paredes en una habitación vacía localizada en el segundo piso del establecimiento”.

¿Por qué un lugar donde con tanta frecuencia se encuentran roedores se dejan sin tapar alimentos, aunque estén en una nevera o un congelador? Este lugar tenía recipientes con tomates cortados, carne cocinada y alas de pollo sin cubrir. Y como colofón: “Se pudo observar a empleados fregando utensilios de cocina en el lavadero sin cumplir con las normas básicas de limpieza”.

Si decide parar esta espiral de asco en su predio, el citado Francis Suárez necesitará una intervención humanitaria de salud, que adecente la ciudad de Miami.

(*) Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, «La Operación Cóndor contra Cuba» y «Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba». Es colaborador de Cubadebate y Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: Tripadvisor.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: