Canadá elige nuevo gobierno en medio de cuarta ola de COVID-19

Compartir

Los centros de votación abrieron a primera hora de este lunes en Canadá para elegir un nuevo Gobierno solo dos años después de los anteriores comicios y con los sondeos señalando que ni el Partido Liberal (PL) de Justin Trudeau ni el Partido Conservador (PC) lograrán la mayoría absoluta en el Parlamento.

Una de las incógnitas de la jornada electoral es cómo afectará la pandemia a la votación. Desde primeras horas de la mañana son visibles las colas de votantes en las puertas de los colegios electorales siguiendo las medidas impuestas para minimizar el riesgo de la covid-19.

Según el organismo Elecciones Canadá, más de 5.8 millones de canadienses han votado de forma anticipada, una cifra superior a la de otras elecciones.

La provincia de Alberta, el núcleo del movimiento conservador y una de las principales fuentes de diputados para el PC, se ha convertido en el epicentro de la pandemia en Canadá y está en medio de una cuarta ola que mantiene el sistema sanitario de la provincia al borde del colapso.

Una situación que ha dañado las expectativas electorales de los liberales, que llegaron a estar hasta 10 puntos porcentuales en intención de voto por delante de los conservadores antes de la disolución del Parlamento.

Trudeau convocó de forma inesperada elecciones a mediados de agosto con la esperanza de que los liberales conseguirían la mayoría absoluta de la Cámara Baja del Parlamento que perdieron en las elecciones de 2019.

Pero las encuestas señalan un empate técnico entre liberales y conservadores en intención de voto aunque el sistema electoral canadiense, de sufragio directo, favorece al partido de Trudeau en la asignación de escaños.

Las proyecciones indican que el Partido Liberal cuenta con una intención de voto del 31.5% mientras que el Partido Conservador, liderado por Erin O’Toole, tiene el 31%.

En términos de diputados, los liberales obtendrían 155, dos menos que en 2019, mientras que los conservadores se quedarían con 119, también dos menos que hace dos años.

El socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) sumaría 32 escaños, ocho más que en los anteriores comicios, y el soberanista Bloque Quebequés (BQ) perdería un diputado para quedarse en 31.

La Cámara Baja del Parlamento canadiense está compuesta por 338 diputados.

Estas elecciones anticipadas llegan marcadas por la agresividad y el vandalismo. Los tres principales partidos políticos que hicieron campaña: liberales, conservadores y neodemócratas alegan que sufrieron algún tipo de incidente en el periodo previo a la jornada electoral de este lunes, según reportan medios locales.

Incluso operadores de las distintas fuerzas políticas aseguran que esta fue la campaña electoral más desagradable que han vivido.

Uno de los hechos de mayor connotación ocurrió a principios de este mes, cuando Trudeau fue apedreado en la ciudad London, provincia de Ontario; además, recibió amenazas de muerte e insultos racistas en sus actos de campaña.

A finales de agosto en la localidad de Cambridge, en la propia provincia, los liberales tuvieron que retrasar durante una hora la aparición del primer ministro, quien hablaría sobre su plan respecto al cambio climático, a causa de la hostilidad de los manifestantes.

Pancartas con frases como “¿Quién se beneficia del cierre?” y “Los liberales han arruinado el país” se leían, mientras le vociferaban.

El director de la Red Canadiense contra el Odio, Evan Balgord, dijo que esta fue la peor campaña que ha visto en la historia reciente del país en cuanto a la actividad de la extrema derecha. Para el experto tal comportamiento lo motivó en gran medida la pandemia de covid-19.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: EFE

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: