El legado del educador brasileño Paulo Freire en la historia

Compartir

A 100 años de su nacimiento, el pedagogo brasileño Paulo Freire es recordado por defender e impulsar nuevos conceptos en materia de educación. Considerado uno de los teóricos más influyente en el ámbito de la educación durante el siglo XX, el pedagogo y filósofo brasileño, Paulo Freire, nació un día como hoy, 19 de septiembre, pero hace 100 años en 1921 en Recife, capital de Pernambuco, provincia en el noreste del país suramericano.

El educador brasileño será recordado principalmente por su obra Pedagogía del Oprimido (1968), en la que defendía una concepción de la educación en favor de la liberación de los desfavorecidos a través de una revolución cultural. 

Entre sus trabajos destacan Pedagogía de la esperanza y Pedagogía de la autonomía. Sus investigaciones han sido traducidas a 35 idiomas, y se ha convertido en un referente educacional en el mundo.

Teorías educativas y pedagógicas

Freire impulsó su propio método de alfabetización, que tuvo influencia en las renovaciones pedagógicas de América Latina, África y Europa durante la segunda mitad del siglo XX y se ha seguido utilizando en la actualidad en muchas sociedades del mundo.

«Mi visión de la alfabetización va más allá del mero ba, be,bo, bu, porque implica una comprensión crítica de la realidad social, política y económica en la que está el alfabetizado», indicó Freire en una ocasión.

El método Freiriano se opone al sistema unidireccional de educación, que es concebido como un instrumento de opresión, y plantea la generación de un nuevo vínculo entre profesores y alumnos.

De acuerdo con lo expuesto en su libro “Pedagogía del oprimido” (1968), existen dos tipos de educación, la domesticadora y la libertadora, que se contraponen directamente.

En la primera, se posiciona al profesor como figura central del proceso de enseñanza, por lo que el docente posee el monopolio del conocimiento y es responsable de imponer el saber al alumno, mientras este adopta una postura pasiva y se limita a memorizar mecánicamente la información suministrada.  

La educación libertadora fue la propuesta de Freire a la primera opción, con la intención de destruir la pasividad de estos últimos y estimularlos a transformar su realidad. En este contexto, el dialogo cobra una gran importancia, ya que funciona como instrumento de liberación y construcción de la conciencia crítica de los alumnos.

El método de enseñanza de la alfabetización que propone Paulo Freire consiste, inicialmente, en el estudio del contexto, para determinar y registrar el vocabulario utilizado en el medio cultural de los alumnos.

Posteriormente, se seleccionan palabras “generadoras” o “generativas” entre el vocabulario descubierto. Es decir, aquellas que poseen mayor contenido emocional, y que además, son capaces de generar otras.

Finalmente, ocurre el proceso real de alfabetización, que para Freire ocurre, inicialmente, en sesiones de motivación (para estimular debates entre ambas partes), el desarrollo de materiales de aprendizaje y la decodificación, en la que los alumnos promueven nuevas combinaciones a partir de las palabras “generadoras”.

Contraste con el modelo actual

Desde que el mandatario de facto Michel Temer asumió las riendas de la nación suramericana, acometió una serie de reformas y regulaciones en diversos sectores como la salud y la educación, principalmente abocadas al recorte de presupuesto público, lo que repercute en este rubro.

En 2016, tomando una de sus decisiones mas controversiales, Temer decidió eliminar la obligatoriedad de enseñar en escuelas secundarias asignaturas como educación física, filosofía, artes y sociología, al tiempo que dio prioridad a la enseñanza del inglés sobre el español.

Las decisiones tomadas con respecto a las asignaturas contrastan con el modelo de Freire, que siempre buscó promover una educación humanista que generara la transformación total de la sociedad, a través de la liberación del individuo y el desarrollo de su conciencia crítica, por lo que exalta la promoción de materias como filosofía o artes para el desarrollo integral del individuo.

Desde Brasil vislumbran la reforma educativa de Temer como una amenaza para la construcción progresista que se han construido desde hace décadas y de la que Freire fue uno de los principales impulsores. En el día 2 de mayo de 1997, a los 75 años de edad, falleció Paulo Freire.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: Instituto Paulo Freire.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: