En Cuba las nuevas formas de esclavitud se llevan un NO rotundo

Compartir

Por Cynthia Hernández Mayol

El Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas es una fecha que se celebra el 23 de septiembre puesto que es un fenómeno que afecta, sobre todo en condiciones de pobreza y bajo nivel cultural, a niños y adultos por su venta y explotación. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que cada año 1.8 millones de personas son víctimas de estos delitos, considerados a la misma altura del tráfico de drogas y armas.

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, “dos terceras partes de las víctimas de la trata de personas de todo el mundo son mujeres. La gran mayoría de ellas son jóvenes que han sido engañadas con falsas promesas de empleo y después violadas, drogadas, encerradas, golpeadas o amenazadas con actos de violencia, o a las que se han impuesto deudas, se ha despojado de su pasaporte o se ha chantajeado”.

Asimismo, este organismo internacional alerta que “la trata de personas es un delito de carácter tanto regional como interno, ya que las víctimas son objeto de trata dentro de su propio país, hacia países vecinos e incluso de un continente a otro. Por ejemplo, en más de 20 países de todo el mundo, entre ellos países de Europa, América, el Oriente Medio, el Asia central y África, se han encontrado víctimas provenientes del Asia oriental”.

Hace poco, el 17 de septiembre de este año Cuba volvió a dejar bien claro su postura y política de tolerancia cero ante las nuevas formas de esclavitud que hoy día se originan. En ocasión de la 48 sesión del Consejo de Derechos Humanos, Juan Antonio Quintanilla, representante permanente de la nación ante la ONU en Ginebra declaró que la Isla “trabaja para prevenir y enfrentar esos crímenes y coopera con organismos internacionales para evitarlos”.

De acuerdo con una publicación de Prensa Latina, Quintanilla aseguró que “la mayor de las Antillas mantiene relaciones de cooperación con la Organización Internacional para las Migraciones con el propósito de garantizar el respeto de los derechos quienes llegan a la isla tras naufragar en su tránsito marítimo hacia La Florida, Estados Unidos”, también se trabaja con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y brinda protección a personas indocumentadas acogidas en esta nación.

Fue por ello que anteriormente Cuba desmintió la declaración que hizo el 1 de julio el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, en el informe sobre Trata de Personas 2020, alegando que “cumple insuficientemente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata de personas y no hacer esfuerzos significativos con ese fin”.

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parilla, en su cuenta oficial de Twitter reafirmó que “el Ministerio de Relaciones Exteriores rechaza en los términos más enérgicos la campaña difamatoria del gobierno de Estados Unidos contra nuestra cooperación internacional en el área de la salud, promovida de conjunto con los sectores más reaccionarios y corruptos de ese país”.

No es la primera vez que somos víctimas de este tipo de campañas difamatorias que pretenden empañar el sacrificio y valor humano de nuestros médicos, enfermeros y especialistas del sector. La cooperación y solidaridad que ha caracterizado a la revolución cubana desde sus inicios, se ha más que consolidado ahora con la pandemia, con el envío de brigadas Henry Reeve a naciones más afectadas. Las vacunas cubanas anticovid-19 también están a disposición de quienes las necesiten y acepten.

Tomado de Cubasí/ Foto de portada: Oaxaca Digital

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: