Entrevista con José Luis Méndez Méndez, un autor necesario para analizar las agresiones contra Cuba

Compartir

Por Graciela Ramírez y Laura V. Mor/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

El pasado 10 de octubre la Unión de Historiadores de Cuba entregó el Premio Nacional de Historia a Raúl Castro por su contribución a la memoria histórica del país. En la edición 2020 fue otorgado a Alberto Prieto Rozos, profesor de mérito de la Universidad de La Habana y miembro de la Academia de Historia.

En esta misma ocasión  el jurado integrado por los doctores Félix Julio Alfonso, Pedro Pablo Rodríguez López y María Caridad Pacheco González acordó por unanimidad otorgar al Dr. José Luis Méndez Méndez el premio Crítica Histórica “Ramiro Guerra Sánchez” por su libro “Entre demócratas y republicanos. 25 años de agresiones contra Cuba publicado por la Editorial Capitán San Luis en 2019.

La ceremonia, realizada en la imponente Aula Magna de la Universidad de La Habana, contó con la presencia del presidente cubano Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), donde también se conmemoró el 153 aniversario del inicio de las gestas independentistas.

En 1998 José Luis Méndez Méndez defendió su tesis de Doctorado en Ciencias Jurídicas haciendo un análisis del empleo del terrorismo contra Cuba desde inicios de la Revolución hasta 1997. “Me parecía que con eso se terminaba, pero estaba equivocado apenas se continuaba con nuevos hechos, el terrorismo se diversificó, tomó nuevas características”, relata con respecto a aquella investigación.

Lo más impactante como ser humano ha sido conocer por medio de documentos secretos desclasificados de origen estadounidense, el conocimiento anticipado que tuvieron agencias especializadas en hacer prevalecer e imponer la ley y el orden en Estados Unidos, de los planes para derribar aviones cubanos en pleno vuelo”, nos cuenta al referirse al atentado al vuelo 455 de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976 donde perdieron la vida 73 personas.

“El derribo del avión el 6 de octubre, se pudo haber evitado. Con anticipación la CIA y el FBI, conocieron que un avión cubano sería derribado, cómo se haría, quién estaba detrás de los planes, nombres, apellidos, hora, lugar, origen y destino, este intento se haría el 21 de junio de 1976, tres meses antes por medio de dos bombas que serían colocadas en el avión de Cubana de Aviación, que salía a las 11.15 desde Ciudad de Panamá hacia La Habana. No disuadieron a los terroristas, nos los detuvieron, no informaron a las autoridades cubanas, una elemental alerta, podían incluso morir ciudadanos estadounidenses, dejaron que el plan continuara, hasta que los extremistas lo lograron” nos detalla, con una tristeza infinita ante uno de los actos terroristas más crueles que se perpetraron contra la Revolución Cubana; pero que no fue el único.

José Luis Méndez Méndez ya había sido finalista para este premio por el libro “Venezuela y la contrarrevolución cubana” y ahora se premia este libro, que llevó al autor 20 años de investigaciones y “cuyo contenido de denuncia puede ayudar a entender las tendencias, modalidades y regularidades de las administraciones cualquiera que sea el partido en el poder, más de una docena, que han intentado derrocar a la Revolución con su significado para la Patria y todo lo que ha costado llegar y mantenernos hasta aquí y para siempre”, según sus propias palabras.

“Comencé por analizar el comportamiento del terrorismo contra Cuba durante la administración demócrata de William J. Clinton, entre 1993 y ese año se ejecutaron contra Cuba 122 actos de terror, fueron los ejecutados, porque planes e intenciones se elevaron a otros cientos. Después vino George W. Bush, nos pareció horrenda su política para destruir a la Revolución, siguió Barack H. Obama, quien en el ocaso de su mandato cambió sus métodos subversivos, al reconocer que los violentos habían fracasado, pero en cuatro años de su primer gobierno impuso más sanciones económicas contra bancos, empresas y personas jurídicas, que en los ocho años de su predecesor Bush”, nos detalla José Luis, dejando en claro que esta investigación “ha sido una experiencia con sentimientos encontrados, primero por poder denunciar las agresiones y por otro lado conocer cómo es posible generar pavor para alcanzar objetivos políticos”.

Su trabajo investigativo no termina, ya que al asumir la administración estadounidense Donald Trump, José Luis se percató “que habíamos estado entre burros y elefantes”, como define a esa alternancia que caracteriza al sistema político estadounidense. “En Estados Unidos unos mandan y otros obedecen, una élite determina quién es el Presidente, de qué partido”, pero con la agresividad hacia Cuba intacta.

Al hablar sobre Joe Biden, “el demócrata de turno” como le llama, nos alerta sobre su “oportunismo cruel”, de alguien que “espera los efectos acumulativos de un universalizado y codificado bloqueo, espera las secuelas de las 243 medidas punitivas de Trump” para estrangular a Cuba, que sumado a los efectos de dos años de pandemia han afectado la economía del país.

“Por ser un mal ejemplo para la democracia Made in USA, por ser una isla irredenta empeñada en labrar su propio destino, sin tutelaje de nadie, solidarios, que compartimos lo que tenemos y no damos los que nos sobra, excepto solidaridad y apoyo a quien lo necesita”, son algunas de las razones que enumera José Luis de ese intento constante de someter y retrotraer a Cuba “al capitalismo del nunca jamás”.

Ante estas constantes agresiones e intentos de derrocar a la Revolución Cubana,  Méndez afirma que haber recibido un premio por un libro que las recoge exhaustivamente, como aquello que ha de ser importante que esté presente en la memoria histórica de las futuras generaciones de cubanos y cubanas, “es un compromiso a redoblar esfuerzos”.

“Uno de los objetivos subversivos es desmontarla, renegar de la gloria vivida, dejarnos huérfanos de la valiosa cultura nacional, de los valores y principios inculcados por nuestros predecesores”,  concluye, con el compromiso también intacto.

Foto de portada: ACN.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: