La derecha del Parlamento Europeo, los fondos para cine y la injerencia contra Cuba

Compartir

Por Laura V. Mor/ Redacción Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

A pesar de haber sido denegado por las autoridades del país el autorizo legal para realizar la “Marcha Cívica”, Yunior García, miembro del “Proyecto Archipiélago” y uno de los principales impulsores, sigue adelante con la convocatoria.

El pasado 22 de octubre la Fiscalía General de la República citó a varios de los convocantes para notificarle (como se hace en estos casos)  que, según lo que estipula el artículo 156 de la Carta Magna, en caso “de incumplir la decisión de las referidas autoridades, incurrirían en los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir u otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente”.

El pasado jueves, sin embargo, el grupo liberal del Parlamento Europeo ha reclamado al Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, que miembros de dicho órgano se presenten como observadores “neutrales” en dicha manifestación, obviando el hecho de que han sido declaradas “no legítimas”, atendiendo a los derechos estipulados por la Constitución Nacional de Cuba ratificada por votación popular.

Vale recordar que existe un acuerdo de cooperación con lo que llaman “la sociedad civil cubana” (que no es otra que la conformada por grupos desestabilizadores como Archipiélago), por tanto habría que evaluar hasta donde sería posible esa “neutralidad” que se reclama en la observación de una marcha que de inicio no tiene aval legal de respaldo para realizarse, considerando los intereses involucrados de las partes. 

El europarlamentario Stéphane Séjourné, quien no se ha expresado por ejemplo sobre el logro de ser el primer país de América Latina en desarrollar cinco candidatos vacunales propios (tres de ellos vacunas) o cómo se ha logrado inmunizar a la mayoría de la población cubana alcanzando uno de los mayores índices de la región, destaca la realización de una marcha declarada ilegal por las autoridades competentes, en un día donde se abrirán fronteras al turismo internacional y las niñas y niños cubanos volverán a las clases presenciales en la «nueva normalidad» que transita el país.

Desde otra arista diferente, pero no menos importante en lo que se relaciona con el apoyo externo al cambio de régimen en Cuba, la Embajada de Noruega en Cuba, dio a conocer los 11 proyectos ganadores del Fondo Noruego para el Cine Cubano de este año, entre los cuáles se hallan el realizador Carlos Lechuga y el dramaturgo  Yunior García Aguilera con su cortometraje “Ocho Minutos”; presupuesto que se suma a la subvención de 30 mil dólares que le ha sido otorgada desde el Ministerio de Cultura de Cuba (aunque Yunior no lo mencione tanto) para realizar un cortometraje en 2021.

Parecen datos menores; pero si hilvanamos cada «dato menor», seguramente entenderemos un poco más de la maquinaria destinada a desestabilizar la Revolución Cubana por medio de distintos eslabones en la política injerencista y los intentos de golpes blandos contra países soberanos, que no repara en leyes ni Constituciones.

Foto de portada:  Europarlamentario Stéphane Séjourné/ RFI.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: