Pastores por la Paz: Verdaderos hermanos de la Revolución y del pueblo cubano

Compartir

Por René Tamayo León.

Durante 30 años Pastores por la Paz nos trae el aliento de que Cuba no está sola; de que en el pueblo estadounidense hay cariño sincero, fraternidad y ayuda solidaria hacia nosotros, expresó el Primer Secretario del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a los integrantes de la 31ra. edición de la Caravana anual que en 1992 inauguró el reverendo Lucius Walker, con quien el Comandante en Jefe sostuvo una entrañable amistad.

«Queridas hermanas y hermanos, nos desborda de entusiasmo, de alegría, que vuelvan a estar aquí; ustedes son hermanos con los que podemos hablar de cualquier tema», subrayó el Presidente, quien por más de dos horas conversó y respondió preguntas sobre la realidad cubana y global en un mundo donde el imperialismo se empeña en tronchar los sueños de justicia e igualdad.

Foto: Estudios Revolución

Celebrado en el Salón Portocarrero del Palacio de la Revolución, en el encuentro participaron el miembro del Buró Político Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores, y Rogelio Polanco Fuentes, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe del Departamento Ideológico, entre otros dirigentes del Partido y el Gobierno.

El intercambio también fue liderado por Gail Walker, directora ejecutiva de la Fundación Interreligiosa por la Organización Comunitaria (IFCO), a la cual pertenece la Caravana, e hija de Lucius Walker, cuyo legado como fundador de ese movimiento solidario el pueblo cubano lo asume como patrimonio propio.

Participaron además el Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort, presidente del ICAP, y el reverendo Raúl Suárez, director fundador del Centro Memorial Martin Luther King.

Gail Walker explicó que la 31ra. edición de la Caravana, que llegó a Cuba el pasado 15 de noviembre, está integrada por 72 compañeras y compañeros de Estados Unidos y Alemania.

Más de 60 se incorporan a la caravana por primera vez. «Es esta –dijo Gail– una representación de quienes se oponen al bloqueo, de quienes tenemos el compromiso de hacer todo lo que esté en nuestras manos para ponerle fin.

«Sobre Cuba –continuó– se dicen muchas mentiras, y nosotros también estamos aquí para ser testigos de la verdad, para seguir trabajando a nuestro regreso en desmentir todas las calumnias que se dicen sobre la Revolución».

Díaz-Canel destacó los muchos jóvenes que integran la Caravana y llegan por primera vez a la Isla. Recordó que hace 30 años, los jóvenes cubanos –entre ellos él– empezaron a ver cómo un grupo de estadounidenses, Pastores por la Paz, llegaba a Cuba desafiando el bloqueo para brindarnos su ayuda solidaria en medio de la crudeza del periodo especial. Así fue como nuestra generación conoció de ustedes y fue testigo de la entrañable y hermosa amistad entre Lucius Walker y Fidel.

Foto: Estudios Revolución

Gail también explicó el origen de un regalo que Pastores por la Paz trajo para entregarlo al Presidente cubano, un tambor bendecido por las tamboreras de la Catedral Riverside, en Nueva York, a quienes Díaz-Canel se sumó en un toque afroestadounidense durante la visita que hizo a esa ciudad en 2018, para intervenir en el 73 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El mandatario cubano compartió con los caravanistas sus apreciaciones sobre el quehacer nacional en los últimos dos años y medio, caracterizado por la agudización extrema del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de Estados Unidos.

Durante este periodo, pese a la pandemia de la COVID-19, la administración Trump redondeó 243 medidas para un mayor acoso a nuestro pueblo, acciones que el gobierno de Joseph Biden mantiene intactas, denunció Díaz-Canel.

Explicó cómo el país ha enfrentado la pandemia del nuevo coronavirus. A pesar del bloqueo –argumentó–, con recursos propios, nuestro personal de Salud y científico fue capaz de generar protocolos autóctonos, medicamentos y vacunas que han permitido controlar la enfermad y su incidencia.

En medio de este escenario –señaló–, con la agudización del bloqueo y los efectos de la pandemia, el gobierno de EEUU calculó que era el momento de darle el golpe demoledor a la Revolución y montó una gran operación de inteligencia, y de odio en las redes sociales, pero se equivocaron otra vez.

El Primer Secretario del Comité Central de Partido reiteró a los visitantes que el principal obstáculo para desarrollar más nuestra economía, para generar más bienestar social, es el bloqueo, pero a este –sentenció– tenemos que enfrentarlo con nuestros propios esfuerzos y el aliento y la solidaridad que colectivos de todo el mundo como ustedes nos ofrecen.

El Presidente agradeció la permanente solidaridad de tantos hombres y mujeres estadounidenses. Pastores por la Paz –sentenció– son «verdaderos hermanos de la Revolución y del pueblo cubano».

Tomado de Granma / Foto de portada: Estudios Revolución.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: