Demócratas y Republicanos: Un libro de José Luis Méndez Méndez

Compartir
Edición argentina a cargo de la Editorial Acercándonos

El presente libro tiene como objeto de análisis la política hostil de los Estados Unidos contra la Revolución cubana durante el último cuarto de siglo. Su título anticipa, de manera concentrada y sugerente, tanto el contenido como las remisas y el enfoque del estudio realizado. No se trata de una indagación historiográfica que periodice, con una visión cronológica, todas las etapas del histórico conflicto, aunque incursiona en el pasado, asume antecedentes y contextos necesarios, al mismo tiempo que recorre pasajes específicos del proceso revolucionario, se asoma a ciertos períodos y se detiene en determinados acontecimientos. Tampoco constituye un examen de todo el conjunto de la política norteamericana hacia Cuba, en la medida en que no se ocupa de caracterizar la agenda bilateral que define al histórico conflicto entre los dos países, ni su evolución, aunque la considera, por supuesto, como punto de referencia.

El texto focaliza, empero, la agresividad de una política que, en esencia –por encima de diferencias en matices, acentos e instrumental aplicado–, ha seguido una pauta, cuya línea maestra registra más continuidad que cambios, en el sentido de que los objetivos perseguidos por el imperialismo no han variado.

El análisis comparte el criterio de que más que obedecer a estrategias de gobiernos pasajeros, la proyección estadounidense hacia la Revolución cubana ha respondido y responde con permanencia a una razón de Estado. Desde este punto de vista, las administraciones de turno –desde Eisenhower hasta Trump–, deben comprenderse como aparatos gubernamentales temporales, que desde luego expresan el papel de la subjetividad o de la personalidad, en la historia, pero bajo el condicionamiento de circunstancias objetivas. En este sentido es que, por ejemplo, sería válida una expresión como la que, ayer, indicaba que Obama solo era el presidente de los Estados Unidos, o como la que hoy pudiera afirmar que, con una lógica similar, Trump es solamente el mandatario de esa nación. Lo que se subraya con ello es que existe una estructura de poder imperial, una oligarquía financiera situada en el centro de la clase capitalista dominante, la burguesía monopolista, con ramificaciones en el sistema político, el complejo militar-industrial, los medios de comunicación, la sociedad civil, las instituciones transnacionales, que en última instancia –y no siempre de manera visible, directa, ni automática, sino a través de múltiples mediaciones y con manifestaciones diferidas en el tiempo– operan como factores determinantes de las decisiones políticas.

Biografía del Autor

José Luis Méndez Méndez

  • Licenciado en Ciencias Jurídicas por la Universidad de La Habana, donde obtuvo posteriormente el grado de Dr. en Ciencias Jurídicas y Máster en Ciencia Política. Es Investigador y Profesor Titular. Ha sido diplomático en varios países. Investiga sobre temas del Derecho Internacional como terrorismo, mercenarismo y sobre la emigración cubana en los Estados Unidos.
  • Galardonado en tres ocasio-nes con el Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba, y la Distinción Especial del Ministro de Educación Superior por sus resultados relevantes en investigaciones de Ciencias Sociales.
  • Es miembro de la Sociedad Cubana de Derecho Internacional, de la Unión Nacional de Juristas de Cuba, de la Sociedad Cubana de Investigaciones Filosóficas y Ciencia Política y de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba.

 

Tomado de Acercándonos.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: