La campaña de alfabetización en Cuba: Los números sin olvido

Compartir

Por Froilán González García/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

A los campesinos de Los Números nunca los hemos olvidados, de una u otra forma hemos mantenido comunicación.  El 4 de octubre de 1963 comenzó a azotar a las provincias de Oriente y Camagüey uno de los más devastadores ciclones, denominado Flora que provocó más de mil doscientos muertos.

Estaba en Varadero como Profesor en la Escuela Formadora de Maestros Populares para las zonas montañosas y organizamos la recogida de ayuda a los damnificados. Los profesores con familiares en esos territorios propusimos llevar ayuda y nos sumamos al convoy que la trasladaban hasta nuestros respectivos destinos.

Después de visitar a mi familia en Puerto Padre me dirigí a Guisa, donde las inundaciones y los fuertes vientos causaron mayores daños. Las autoridades y compañeros del Ejército Rebelde ya habían tomado medidas para reparar los daños. Me acompañaba Ángel Abascal. La  intención era trasladarme a Los Números, pero la zona se encontraba incomunicada.

El río Bayamo destruyó el camino y en varios tramos cambió su curso, los derrumbes destrozaron las vías y la caída de árboles impedía el paso hasta de los mulos. Una montaña se derrumbó y cubrió un gran tramo de la ruta. Los tractores trabajaban de día y de noche. Después de algunos kilómetros debimos regresar. Me informaron que el huracán golpeó con severidad  la zona de Los Números, los cafetales quedaron en ruinas, miles de árboles y viviendas en el suelo, pero no hubo muertos ni heridos. 

Cuando regresamos los compañeros nos felicitaban por la acción de llegar a esas zonas, que en esos momentos permanecían en la etapa recuperativa.

En agosto de 1964 con mi hermana Asunción del Carmen, (Susy) viajé a Los Números, ya los caminos estaban transitables, un transporte serrano llegaba hasta Punta de Lanza, pero ese día desde Laguna de Guamá no pudo continuar por el derrumbe de una montaña y continuamos en mulos y llegamos de noche.

Arquímedes y Noelia nos recibieron con mucha alegría y al día siguiente asaron un cerdo, pero una de las hijas comenzó a gritar porque el animalito era suyo.  Noelia preparó otros platos que me gustaban. Ramona y Manolito nos invitaron entre otras cosas, a comer arroz con pollo, potaje de frijol gandul y flan de calabaza. Regresamos felices del encuentro.

Veinte aniversario.

En diciembre de 1981 nos invitaron al acto central por los 20 años de la declaración de Cuba como territorio libre de Analfabetismo.  En esa ocasión los doctores Gaspar Jorge García Galló y Ana María Cruz, quienes fueron dirigentes del Sindicado de la Educación nos solicitaron escribir sobre la campaña de alfabetización en la Sierra Maestra. Sin responder afirmativamente, el presentador anunció que escribiría sobre ese tema.

Muchos alfabetizadores se acercaron para ofrecer su testimonio, entre ellos la doctora Alicia Hernández de la Barca y la actriz Gina Cabrera y muchas otras personalidades. Contaron que habían alfabetizado en los prostíbulos y barrios marginales de La Habana, entre ellos La Corea, Los Sitios, la Guinera, El Moro, San Isidro, Pajarito, El Canal, Las Yaguas, Llega y Pon, Palo Cagao, Fraternidad, La Dionisia, Rosario,  Dragones, La Huata, Mata Siete, Punta de Colón, El Volpe y El Pulguero. .  Pensamos sería un tema importante porque esas historias habían quedado marginadas. 

Alicia Hernández de la Barca, fue Representante de la República por el Partido Auténtico, Delegada a la Convención que elaboró la Constitución de 1940, profesora de la Escuela Normal de Maestros de La Habana y Vice Ministra de Educación en el Gobierno del doctor Ramón Grau San Martín, de quien era amiga y leal colaboradora.

Admiradora y seguidora de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro. Cuando llegó a la Comisión Nacional de Alfabetización donde era muy conocida, algún funcionario la designó a trabajar con un grupo de prostitutas, lo interpretó como un tipo de venganza, pero desarrolló una destacada labor. Contó que después quisieron abolirle su jubilación como Representante a la Cámara, llamó a Fidel, quien ordenó le fueran respetados todos sus derechos. 

Conocí a la destacada actriz Gina Cabrera, mujer de gran talento y de particular belleza, por su disciplina, modestia y perseverancia, cualidades que la hicieron triunfar rápidamente. Nació en la Habana en 1928. Comenzó en la radio y pronto asumió papeles protagónicos en novelas, seriales, aventuras, teatros y cuentos. En 1953 fue designada junto a Raquel Revuelta como las primeras actrices de la televisión y en 1956 la Asociación de Cronistas de Radio y Televisión la selecciona como la primera actriz de televisión.

Fue el primer expediente en el bachillerato, estudió ballet y guitarra. Se graduó de Filología y Letras Españolas, hablaba inglés, francés y se graduó en Historia del Arte en el primer curso para trabajadores.

En 1961 a la vez que alfabetiza, asumió  la responsabilidad de Jefa de la Campaña de Alfabetización en CMQ Radio y Televisión, organizaba los grupos que diariamente salían para  distintos lugares.  Una primera actriz, digna al Premio Nacional de Televisión por la Obra de la Vida, en su primera edición. Filmó varias películas en México.

En ese tiempo por problemas de salud requerí un  mes de recuperación.  Adys sugirió que era el momento de hacer   las entrevistas y cada día fuimos convocando a las maestras y maestros alfabetizadores de la ciudad de La Habana,  grabamos y luego Adys con una máquina portátil que todavía conserva transcribía, la entrevista.

Muchos de los entrevistados  señalaban las preocupaciones del Comandante en Jefe Fidel Castro y el Ministro de Educación, doctor Armando Hart Dávalos por la marcha de esos analfabetos. Cada cierto tiempo debían  rendirle un informe. De esos intercambios de opiniones surgió encaminar a las prostitutas en nuevos empleos. A los desvinculados laboralmente residentes en esos barrios marginales ubicarlos en centros de trabajo.

Los alfabetizadores contaban historias totalmente desconocidas, hubo manifestaciones de protestas de padres de familia que se oponían a la alfabetización y que las escuelas fueran utilizadas para recibirlas. Después se conocería que proxenetas, curas contrarrevolucionarios, emisarios norteamericanos a través de dos funcionarios de la embajada de España organizaban y financiaban esos movimientos. Regaban informaciones de que esas aulas podrían contagiarse con enfermedades veneras.  

Un grupo de proxeneta se unieron en forma de mafia, amenazaban a las alfabetizadoras, le lanzaban petardos y excrementos a una compañera le secuestraron el hijo casi adolescente a cambio de renunciar a la alfabetización. La policía se movilizó. Cuando encontraron el lugar donde estaba secuestrado le echaron un liquido por los ojos, que le afectó la vista y hubo que llevarlo a Moscú para el tratamiento.

Entre las alfabetizadoras se encontraba María Cardidad Molina, esposa del presidente de la República doctor Osvaldo Dorticós Torrado, ella urgirió que el personal de la guardía de seguridad  también alfabetizaran, a esos jóvenes se les había advertido que no podían mantener relaciones sexuales con esas muchachas y de hacerlo serían llevados a una corte militar.

Narraron en que una ocasión uno de los jóvenes, solicitó que lo cambiaran de esa tarea, al indagar reveló que la muchacha que alfabetizaba lo recibía en ropa interior y no se podía concentrar en las clases. Le repitieron las orientaciones impartidas y pasado un tiempo  planteó que lo llevaran a la Corte Militar.

Otro caso fue el de una de  las maestras alfabetizadoras, tenía que asistir al prostíbulo después de las tres de la madrugada, que era la hora en que cesaban las actividades.  Siempre iba acompañada de un militar porque con frecuencias se presentaban problemas. Una noche entró al lugar como era costumbre con el militar.

Un  compañero de trabajo de su esposo la vio y llamó a su marido para misteriorsamente informarlo, cuando le respondió que ella trabajaba ahí,  no podía creerlo hasta que le informó que estaba alfabetizando

Entre los entrevistados están Delfina Benavides, María Bosh, Graciela Cañas, Ana María Cruz, Isela Delgado, Josefina Díaz, Pablo Huertemendía, Georgina Gutiérrez, Josefina Madera Benedicta Pedrozo,  Elisa Soto, Guillermo Vargas, que alfabetizaron.

A mediados de 1982 me designaron Cónsul General de Cuba en Bolivia y Adys al frente de la Oficina de Prensa y Cultura y el trabajo de la investigación sobre la alfabetización quedó interrumpido.

La campaña de alfabetización en los barrios marginales y los prostíbulos quedó fuera de la historia de la gran Campaña, porque había que realizar arreglos, no eran solamente barrios de prostitución, sino que también vivían familias decentes, restaurantes, bares y comercios.

De visita en Guisa.

A principios del 2004 visitamos Bayamo y Guisa con un grupo de  solidarios italianos encabezados por Roberto Casella y su esposa Maria Luisa Giglio, con quienes mantenemos una vieja amistad. Nos reunimos con un grupo de nuestros ex alumnos de la Campaña de Alfabetización, sus familiares, amigos, autoridades del Partido, Poder Popular y el ICAP.

A Roberto y Luisa los conocimos en ocasión de las presentaciones de nuestros libros en Italia, presiden un grupo solidario muy combativo en defensa de las causas de nuestro pueblo. Denunciaban el genocida  bloqueo de Estados Unidos, las constantes agresiones,  las campañas mediáticas y la lucha por la liberación de los Cinco Héroes. Con ellos creamos grupos de solidaridad en Génova, Rapallo, La Spezia, Imperia, Cogoleto,  San Remo  y Alesandria.

Le contabamos nuestras experiencias en Bayamo, especialmente en Guisa. La comparación de las poblaciones en la región costera de la provincia Granma, Manzanillo, Campechuela, Media Luna, Niquero y Las Coloradas con las de Liguria, entre la Sierra y el mar donde se encuentran Vado Ligure, Albisola Superior, Varazze, Savona y Celle Liguria donde ellos viven.

Roberto conocía Cuba desde 1986 como integrante de una Brigada de Trabajo Voluntario. En 1997 volvieron, Roberto estaba al frente de la Coordinación Regional de la Asociación de Amistad Italia Cuba. En esa ocasión se reunieron con las autoridades de la provincia Granma, visitaron lugares de interés histórico y cultural de Bayamo, Niquero, Media Luna y Pilón y firmaron un protocolo de intención para el hermanamiento entre la región de Liguria y la Provincia de Granma.

En el año 2001 por iniciativa de Roberto y Luisa comenzaron el trabajo para desarrollar proyectos de ayuda y solidaridad con la provincia, especialmente en la esfera de la Salud y la Educación y han organizado grupos de solidario que han traído a Granma en unas 10 ocasiones. Incluso su hijo Javier es aficionado a los equipos deportivos de nuestro país y entre los amigos le dicen el Pelotero cubano.

Aniversario de bodas.

En diciembre del 2004 celebramos nuestro 40 aniversario de bodas en Guisa, fue un reencuentro con los campesinos que contribuyeron a nuestra formación ideológica, política y compromiso con la Revolución. El día 16 llegamos a Bayamo, nos recibieron en las oficinas de Patrimonio Cultural donde fuimos atendidos por la directora Lourdes Carbonell y otras autoridades, entre ella Noemi Rabaza del Partido Provincial. Visitamos el museo, varias instituciones culturales y un recorrido por la ciudad.

Al día siguiente nos trasladamos a la ciudad de Guisa con recibimiento en el Museo Municipal y un encuentro con Lourdes Ferrera, directora de la institución, licenciada en Estudios Socio Culturales de Patrimonio y museóloga. Asistimos a la inauguración de una exposición en la Casa de la Cultura.

Nos esperaban grandes emociones. Cuando entramos al teatro, nos sorprendimos al encontrar a  nuestros exalumnos y alfabetizados con sus familiares ocupando las primeras. Presentamos algunos de nuestros libros. Por la noche un brindis en una cuadra donde vivían varios de los ex alumnos, con platos elaborados por ellos mismos, con comidas que nos gustaba, para asombro sacaron el viejo pilón para triturar los granos de café.

En esa ocasión donados libros para la biblioteca y una colección de objetos de valor museables que a lo largo de esos años fuimos guardando. El 17 recibimos un reconocimiento especial del Museo por la contribución al rescate y conservación del Patrimonio Cultural, donde Adys escribió:  “Queridos todos; tal vez cuando pasen un y otra página del viejo y humilde álbum se den cuenta que las fotos fueron pegadas casi sin pensar en la estética ni en el orden. Hace muchos años, la prisa por cumplir nuevas tareas hizo agruparlas de manera urgente, como para que no se perdieran, para cuando tuviéramos tiempo arreglarlas y anotar cada recuerdo en ellas.

No pasó por nuestras mentes la idea de llevarlas a Guisa, de entregarlas; ahora con la seguridad, de que, van a ser más útiles. Son nuestros recuerdos, el tiempo y las imágenes muy queridas retenidas en ellas. Dejaremos copias de algunas, las modernas máquinas, electrónicas  que nunca serán iguales al viejo y humilde álbum, donde han estado durante 43 años.

Son 61 imágenes y 5 anexos donde están: Escuela Pepito Tey de El Cobrero, la mayor parte. Escuela el Coco. Escuela Victorino. Escuela Cueva del Humo. Los números Lote 4 arriba y abajo. Adys y Froilán”.

El día 18 viajamos a la comunidad rural de Victorino para la presentación de nuestro “Así mi corazón” sobre Julio Antonio Mella. Al día siguiente recorrimos las calles, recordamos nuestro paso por aquellos históricos parajes y visitamos a varios de nuestros amigos. El 20 impartimos una conferencia en la Universidad de Granma y al día siguiente regresamos a La Habana.

Carta desde La Habana.

El  23 de diciembre del 2004 les enviamos una carta de agradecimientos, entre otras cosas les escribimos: “Después de los días que pasamos juntos, y con ustedes, llenos de gozo al ver LA UTOPIA de ayer, convertida en REALIDAD de hoy, por aquellos lugares que llegamos a querer hasta sentirlos nuestros.

Con relación al homenaje por nuestro cuarenta  aniversario de bodas, no sabemos si son de plata, de bronce ¿de qué son? pero  queremos ponerle un nombre: BODAS DE FELICIDAD, DE VERDOR, DE CALOR HUMANO. 

Pudimos hacer el BASTIÓN 2004 como deseábamos, con ustedes. Cumplir los dos Programas de actividades en Bayamo y en  Guisa.  Encontramos la naturaleza fascinante, el amor y la ternura desbordada de cada amigo o amiga, antiguos alumnos y sus familiares.

La apreciación del desarrollo integral de las comunidades,  la esmerada atención del Partido, el Gobierno y la Dirección de Cultura, para que todo quedara excelente, aún en timpo de combate. Nos  hicieron transitar por una de las más hermosas experiencias de  los últimos años…

Entre las actividades desarrolladas le mencionamos el recorrido por la ciudad de Bayamo, donde apreciamos los nuevos centros culturales y recreativos, museos, restaurantes, tiendas, parques, monumentos, murales. 

La donación de libros “Julio Antonio Mella y Tina Modotti contra el fascismo” para las bibliotecas de Jaguaní, Cauto Cristo, Media Luna y Pilón y a la Dirección de Patrimonio de la Provincia de tres valiosos volumenes de Literatura y Pintura italiana… Adys y Froilán». 

Volvimos a Bayamo entre el 18 y 19 de octubre del 2005 donde recibimos un reconocimiento en la Casa de la Nacionalidad por la condición de Jurado en VI edición del evento teórico “Homenaje y Reflexión” efectuado ese año. Visitamos varios lugares de interés cultural e históricos del cual en algún momento escribiremos.

Un histórico sombrero.

Decidimos entregar un hermoso e histórico sombrero mexicano que perteneció al actor y cantante Jorge Negrete, sobre ello les cuento que  en la  Secretaria de Hacienda y Crédito Público de México, atendía los asuntos de Cuba un funcionario con quien establecimos amistad. Un día junto a su esposa lo invitamos a cenar. Preguntó si podría llevar a su mamá porque quería conocernos.  Esa noche nos enteramos que era hermana del gran artista Jorge Negrete.

Contó las grandes simpatías del cantante por Cuba y su pueblo al que llegó a querer como si fuera uno más de los cubanos y la consideraba su segunda Patria. Manifestó que la  primera aparición en el cine, fue en un cortometraje caracterizando a un trovador cubano.

La  primera vez que viajó a La Habana, fue contratado por la emisora radial Cadena Azul, que le ofreció cantar en vivo en s combinación con el Teatro Nacional, asistieron celebridades habaneras, intelectuales, artistas, políticos y hasta el doctor Ramón Grau San Martín, presidente de la República.

Nunca olvidó la tarde del lunes 3 de enero de 1944 cuando la ciudad le había dado un gran recibimiento. Mostró un recorte de periódico, el homenaje comenzó en el aeropuerto, la Avenida Carlos III, Reina, Prado, Malecón y Hotel Nacional, donde se hospedó. Fue acompañado por más de 30 automóviles con artistas, precedidos por dos oficiales de la Policía en motocicleta y dos carros amplificadores dando detalles de la llegada.

Jorge Negrete declaró a la prensa que, de la emoción, casi los hacen llorar. El día 10 de enero inició sus presentaciones en el Teatro Nacional con carácter exclusivo para la Cadena Azul, que se prolongaron hasta febrero.

Relató que una agrupación de admiradoras le regalaron una capa con el escudo cubano, que guardaba entre los grandes trofeos. Terminado su contrato, viajó a Puerto Rico, donde actuó en uno de los hoteles más lujosos, pero cuando conoció del huracán que azotó a Cuba en octubre de 1944, viajó de inmediato a La Habana para ofrecer una función y recaudar fondos para los damnificados.

Volvió a Cuba en 1950, contratado por la televisión, lo que constituyó un éxito sin precedentes. De sus admiradores se despidió con el corrido “¡Ay Jalisco, no te rajes!”, una canción de la película del mismo nombre que lo hizo famoso internacionalmente.

Cuando falleció, el 5 de diciembre de 1953, fue considerado luto nacional, tanto en México como en Cuba, hecho que la familia no ha olvidado.

El sobrino de Jorge Negrete sabía que nos interesaba el libro “Historia, tradiciones y leyendas de calles de México” de Artemio de Valle-Arizpe. Cuando nos despidieron el 25 de junio de 1980 junto a su esposa nos regalaron el codiciado libro con una dedicatoria que dice: “Con cariño para la familia González, esperando no nos olviden, que por nuestra parte siempre los recordaremos.”. Alberto y Lourdes.

La hermana de Jorge Negrete como muestra de afecto nos regaló uno de los sombreros de Charro que atesoraba de su hermano y años después decidimos entregarlo a la ciudad de Bayamo.

Otras visitas a Bayamo.

No hemos dejados de tener vínculos con los pobladores de Los Números, Guisa, Bayamo y Manzanillo. Cada vez que viajamos a esas ciudades de tanta historia y ejemplos, visitamos a nuestros amigos, especialmente los Frutos, Abascal, Labrada, Álvarez, Santisteban, Fonseca, López, Rodríguez, García, Figueredo, Mojena, Céspedes, los compañeros de la Unión de Historiadores, Escritores y Periodistas.

En 2009 volvimos a Bayamo compartimos con funcionarios del Partido y con  Noemí Barraza, actual vice presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los pueblos. Siempre  la saludamos con muchos afectos para ese territorio que lleva el nombre entrañable de Granma. 

Lourdes Ferreira, directora del Museo de Guisa, pasado los años, fue Directora de Cultura, luego Subdirectora Provincial, elegida Diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, ha recibido el Premio Provincial de Patrimonio y el de Abdala de la Asociación Cultural José Martí, con ella establecimos y mantenemos amistad y aprecio personal y periódicamente la llamamos para conocer de nuestros inolvidables amigos, para ellos van dedicadas estas Memorias.

Foto de portada (ilustrativa): Archivo Revista Bohemia.

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: