Qué países han detectado la variante ómicron en América Latina y qué medidas implementaron

Compartir

Por José Beltrán Contreras

Los Gobiernos de la región han respondido con restricciones aéreas a países africanos, nuevos requisitos sanitarios para permitir la entrada al territorio, y una mayor vigilancia sanitaria.

La variante ómicron del coronavirus ha sido detectada hasta ahora en cuatro países de América Latina: Brasil, México, Argentina y Chile. Así, los Gobiernos de la región han respondido con restricciones aéreas a países africanos y una mayor vigilancia sanitaria.

La primera nación latinoamericana que confirmó la presencia de la cepa B.1.1.529 en su territorio fue Brasil. El martes 30 de noviembre, las autoridades sanitarias informaron sobre los primeros dos casos positivos de ómicron tras realizar pruebas a dos ciudadanos —un hombre de 41 años y una mujer de 37— que ingresaron a Sao Paulo provenientes de Sudáfrica.

Al día siguiente, el gobierno de Sao Paulo confirmó un tercer caso tras realizar pruebas a un viajero de 29 años que llegó al país suramericano desde Etiopía. El 2 de diciembre, se identificaron otras personas contagiadas con la variante B.1.1.529 que viajaron desde el mismo país africano.

Para el viernes 3 de diciembre, Brasil sumaba un total de seis casos registrados de la variante ómicron después de que el Departamento de Salud del estado de Río Grande del Sur confirmó que una mujer residente de la ciudad de Santa Cruz do Sul había dado positivo al covid-19, quien desarrolló fiebre tras regresar de Sudáfrica.

Desde el sábado 27 de noviembre, Brasil impuso restricciones aéreas a seis países africanos: Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue. «Vamos a proteger a los brasileños en esta nueva fase de la pandemia», apuntó el jefe de Gabinete, Ciro Nogueira.

Entre tanto, las autoridades de las ciudades de Sao Paulo, Río de Janeiro, Recife (estado de Pernambuco), Salvador (Bahía) y Fortaleza (Ceará) anunciaron la suspensión de las celebraciones de fin de año para evitar aglomeraciones, según reportó la Agencia Brasileña de Noticias.

Este lunes 6 de diciembre está prevista una reunión entre especialistas de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil para discutir sobre la posibilidad de exigir el pasaporte de vacunación a quienes deseen ingresar al territorio, una medida a la que se opone el presidente de la nación, Jair Bolsonaro.

Ómicron en México, Argentina y Chile

México fue el segundo país de la región en reportar un caso de esta variante. La Secretaría de Salud confirmó el 3 de diciembre que había resultado positiva la muestra realizada a una persona de 51 años, de origen sudafricano, que arribó al territorio el 21 de noviembre.

«Hasta la fecha, en nuestro país se ha identificado la circulación de las variantes de preocupación, denominadas alfa, beta, gamma, delta y ómicron», detalló la Secretaría de Salud de México en un comunicado de prensa.

Tras confirmarse el primer caso de la variante ómicron en el territorio, las autoridades sanitarias de México reiteraron su rechazo al «cierre de fronteras» y al «bloqueo de personas o bienes». De esta manera, únicamente existe la directriz de limitar la «operación de actividades económicas y sociales» al 75 % de la capacidad de los aforos, sin ningún tipo de imposición.

El sábado 4 de diciembre, la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Valparaíso confirmó el primer caso de la variante ómicron del coronavirus en Chile. Se trató de una persona que ingresó al territorio por vía aérea desde Ghana.

Asimismo, el jefe de Salud de la región de Antofagasta, Javier Mena, informó este lunes que había otra persona en cuarentena que era sospechosa de contagio debido a que tuvo contacto con el primer caso detectado.

El 1 de diciembre, Chile prohibió el ingreso de extranjeros no residentes que hubiesen estado los últimos 14 días en Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Botsuana, Esuatine o Mozambique.

Asimismo, los chilenos y extranjeros residentes que visitaron alguno de los siete países africanos deben realizarse una prueba PCR en el punto de entrada y cumplir con una cuarentena de siete días, según informó el Gobierno chileno.

Entre tanto, Argentina confirmó el primer caso de la variante B.1.1.529 del coronavirus este domingo 5 de diciembre. Se trata de una persona de 38 años que viajó a Sudáfrica a una capacitación y que regresó al territorio por vía aérea, tras hacer una escala en EE.UU.

Por lo tanto, la Secretaría de Salud de Argentina actualizó las restricciones ante la nueva variante. Así, decretó que toda persona que provenga o que haya visitado el continente africano deberá cumplir con los siguientes requisitos:

Informar sobre este asunto en la Declaración Jurada.

Presentar el esquema de vacunación completo 14 días antes del ingreso a Argentina.
Mostrar una prueba PCR negativa 72 horas antes previas al inicio del viaje, realizarse un test de antígeno al llegar al país y someterse al aislamiento preventivo.

Hacerse otra prueba PCR al décimo día de su primera toma de muestra, cuyo resultado «deberá ser negativo».
«Es probable que otros países comiencen a detectar esta nueva variante pronto», advirtió el 1 de diciembre la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

Perú, Cuba, Bolivia y Colombia

En este contexto, Perú, pese a no registrar casos positivos de la variante ómicron, impuso restricciones en las fronteras terrestres con Bolivia, Colombia, Brasil, Ecuador y Chile. Además, las autoridades decretaron que las personas provenientes de África, o de naciones con transmisión comunitaria de esta cepa, deberán acreditar el esquema completo de vacunación.

Por su parte, Cuba impuso restricciones a los viajeros procedentes de ocho naciones: Malaui, Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Lesoto, Botsuana, Esuatine y Mozambique.

El Ministerio de Salud de la isla estableció que las personas que visitaron dichas naciones deberán contar con el resultado negativo de una prueba PCR en las 72 horas previas al viaje, presentar un esquema de vacunación completo a su entrada al país, realizarse una toma de muestra PCR a su llegada, y someterse a una cuarentena obligatoria por siete días en un hotel destinado para ello.

En contraste con las restricciones anunciadas en Perú, el ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Auza, informó este lunes que la nación andina definió que, de momento, «no es recomendable un cierre de fronteras».

Por su parte, Colombia decretó, a partir del 1 de diciembre, que los ciudadanos deberán presentar su carné de vacunación contra el covid-19 como requisito de ingreso a «eventos presenciales de carácter público o privado».

Sobre las restricciones aéreas, el titular de la Dirección de Epidemiología y Demografía de Colombia, Julián Fernández Niño, apuntó que «el cierre de fronteras no es una medida efectiva para evitar la propagación de nuevas variantes al interior de un país».

«Es una medida que no es efectiva, pero además no es sostenible en el tiempo, y profunde grandes impactos sociales», agregó el funcionario de la cartera de Salud de Colombia.

Mientras cada vez más países latinoamericanos confirman la presencia de la variante ómicron en el territorio, desde la OPS hicieron un llamado a los Gobiernos del continente para «aumentar la cobertura de vacunación contra la covid-19» y a reforzar «las medidas de salud pública que disminuyen la transmisión del virus del SARS-CoV-2».

Tomado de RT/ Foto de portada: Pilar Olivares / Reuters

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Un comentario en «Qué países han detectado la variante ómicron en América Latina y qué medidas implementaron»

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: