Sentir Bolivariano: 21-N: Victoria Popular en Defensa de la Patria

Compartir

Por Adán Chávez Frías.

I

Las venezolanas y los venezolanos hemos expresado una vez más por la vía electoral, el pasado domingo 21 de noviembre, nuestra firme determinación de preservar la estabilidad y la paz del país; un ejercicio democrático con el que también fortalecemos el proceso participativo y protagónico que hemos venido construyendo desde hace ya 22 años en beneficio de todas y todos, y con el cual además respondemos de manera contundente a la permanente agresión imperial de la que es objeto la nación, con la complicidad de sectores apátridas de la derecha extremista.

Allí está la clave de la importante victoria -la número 27, en 29 ocasiones- obtenida por las fuerzas revolucionarias en los recientes comicios, los segundos que son organizados en Venezuela durante la terrible pandemia del Covid-21; elecciones cuyos resultados muestran la fortaleza del chavismo en lo político, lo social y lo espiritual, a nivel nacional.

La Revolución Bolivariana obtuvo 19 de las 23 Gobernaciones que estaban en disputa, teniendo en cuenta que por decisión de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), se repetirán las elecciones en el estado Barinas, en enero del año 2022. Además, se triunfó en 21 de las 24 capitales de las entidades federales del país -el 88% de éstas-; incluyendo la ciudad de Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela, donde resultó electa la entrañable compañera Carmen Meléndez.

Asimismo, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y las demás organizaciones que integran el Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, conquistaron 212 de las 335 Alcaldías de la nación.

II

A la par de esta contundente demostración de auténtica vocación pacífica y democrática dada al mundo, el Pueblo venezolano manifestó su rechazo a quienes durante todos estos años han pretendido, apelando a la violencia, «incendiar» el país; en su afán por tratar de acabar con el proyecto de amplias transformaciones que tiene lugar en Venezuela desde el año 1999, cuando el Comandante Hugo Chávez asumió la Presidencia de la República por vez primera.

Las venezolanas y los venezolanos decidieron castigar con el voto a esa oposición extremista, fascista, entreguista y antipatriótica que ha intentado de todo en pro de alcanzar el cometido antes referido: sabotaje petrolero y parlamentario, acciones violentas de calle, magnicidio en contra de las principales autoridades civiles y militares de la nación, incursiones paramilitares dirigidas desde los Estados Unidos e, incluso, una invasión militar disfrazada de “ayuda humanitaria” desde territorio colombiano.

También, resultaron derrotados quienes desde la derecha extremista han participado de manera descarada en el robo de nuestros recursos y activos en el extranjero; y han propiciado la adopción de criminales medidas coercitivas y unilaterales que afectan a todo el Pueblo, y que hacen que sea toda una proeza la adquisición por parte del Gobierno Bolivariano, entre otras cosas, de los alimentos y los medicamentos que se requieren para la atención de nuestra gente.

Una vez más, les hemos demostrado que no han podido ni podrán, y que seguirán encontrándose de frente con la férrea voluntad de las revolucionarias y los revolucionarios, de las bolivarianas y los bolivarianos, de las y los chavistas; de defender el legado de libertad y soberanía del Comandante Eterno, pese al chantaje y la presión yanqui.

De manera que, la Venezuela del año 2021 sigue avanzando, con la participación y el protagonismo popular, construyendo verdadera democracia.

III

El Pueblo ha respaldado una vez más a las candidatas y los candidatos de la revolución; a quienes demanda, desde el ejercicio de las responsabilidades que les corresponderá desempeñar en los cargos para los cuales fueron elegidas y elegidos; trabajar sin descanso por el bienestar de las venezolanas y los venezolanos, haciendo realidad los programas de gobierno construidos al calor de la contienda electoral y cambiando todo cuanto sea necesario cambiar, dentro de la estrategia de la reestructuración y el reimpulso nacional.

Hoy, sigue teniendo plena vigencia el planteamiento de nuestro Comandante Eterno de aplicar las 3R al cuadrado, tanto en la gestión política como en la de gobierno; haciéndose necesario además de revisar, rectificar y reimpulsar, el repolarizar, repolitizar y reunificar, como parte del proceso de consolidación de la mayoría revolucionaria en el país y del tránsito al punto de no retorno al que se refiriera permanentemente el líder histórico de la Revolución Bolivariana.

Nos corresponde seguir despejando esta fórmula propuesta por el Comandante Chávez y, en esta nueva etapa de la Revolución Bolivariana que se abre paso en el país tras las elecciones del pasado domingo; avanzar con una mayor eficacia política y calidad revolucionaria, en la defensa de las conquistas sociales del Pueblo venezolano y en la batalla de todos los días por derrotar definitivamente el criminal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a la nación.

Se impone, apelando a la autocrítica más profunda y con plena lealtad a nuestro proceso revolucionario y su liderazgo, impulsar los cambios que sean necesarios para avanzar, siempre junto al Pueblo, obedeciéndole, en la senda de construcción socialista que nos legara el Comandante Hugo Chávez; con quien seguimos insistiendo en la necesidad de continuar batallando contra la corrupción, el reformismo, el burocratismo y el dogmatismo; bajo la comprensión de que nuestra “revolución tiene que aferrarse a los pobres, a los más necesitados, a su drama, a su dolor, a su amor y a su esperanza”, sin “dejarnos secuestrar por las comodidades…de la vida burguesa” y siendo “hacia dentro de nosotros mismos implacables, porque es muy grande nuestra responsabilidad. Nosotros no podemos fallarle a la historia y a la esperanza de un Pueblo”.

De manera que, las elecciones del pasado 21 de noviembre nos comprometen aún más con ese Pueblo que se mantiene fiel al legado del líder histórico de la Revolución Bolivariana; un Pueblo que sigue demandando de sus líderes y lideresas, la confluencia de nuestros mayores esfuerzos por, a la par de preservar la paz y la estabilidad del país, y continuar demostrando al mundo el ímpetu de una nación dispuesta a todo por preservar su dignidad e independencia; avanzar en el camino hacia la consolidación del Socialismo Bolivariano, como única opción frente al capitalismo salvaje.

Hoy, la unidad, la conciencia revolucionaria y la pasión Patria, siguen siendo claves para triunfar en las batallas que con toda seguridad nos corresponderá continuar librando a las venezolanas y los venezolanos; batallas que afrontaremos -como hasta ahora- llevando el morral de los sueños del Comandante Chávez a cuestas, frente a quienes pretenden detener la marcha victoriosa de la Revolución Bolivariana.

Se trata de una tarea que nos involucra a todas y todos, y que debe conseguir en las gobernadoras, los gobernadores, las alcaldesas, los alcaldes y las legisladoras y los legisladores estadales y municipales recién electas y electos; una vanguardia dispuesta a atender las más grandes y las más pequeñas necesidades de la gente, que esté -como nos enseñó Chávez- acompañando al Pueblo en su cotidianidad, en su dolor, en sus problemas. Se trata, insisto, de gobernar obedeciendo al Pueblo.

¡Viva el Poder Popular!!

¡Comuna o Nada!!

Tomado de Embajada de Venezuela en Cuba.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: