Venezuela: Amnesia

Compartir

Por Guillermo Vizcaya.

Ayer fuí a echar gasolina y tardé 5 minutos. Fue una grata sensación. Esta alegría me hizo llevar a una reflexión: ¿Sabrá nuestro pueblo,el esfuerzo titánico que hubo que hacer para activar la refinería El Palito?

Hace poco fuí a comprar víveres y pude seleccionar la harina que me dió la gana, la pasta de mi preferencia y el arroz de mi gusto ¿Sabrá la gente que esto es una victoria?

Intenté recortar camino por la avenida Lara y estaba colapsada por el transporte público. ¿Acaso se nos olvidó que ya casi no existían?

La gente que le gusta beber, y que pasó los malos momentos con cuanto bebedizo, guarapa y cocuy puyao existía, y que ahora se puede tomar una cervecita ¿Se les habrán olvidado esos tiempos?

Hace poco inaguraron un negocio gigante de medicinas en plena Autopista Regional del Centro… ¿Recuerdan cuando había que ir a buscar medicinas a Colombia por las trochas?

Comprarse un par de zapatos en el 2016 era un acto de riesgo familiar ¿Ya lo olvidaron?

Conseguir batería para el carro era una proeza. Había que dormir junto a la Duncan para comprar un número sobrevalorado para poder tener oportunidad de accesar al producto ¿Ya se les olvidó?

Muchos negocios pequeños cerraron, algunos grandes quebraron y la masa de maíz amarillo (porque no nos vendían la semilla importada del blanco), nos salvó del hambre ¿Nadie lo agradece?

Sepa la dirigencia opositora que fueron cómplices de todos esos aciagos momentos cuando saqueron el efectivo del país para noquear la economía, que se evidenció cuando se descubrieron galpones en Alemania atascados con los billetes venezolanos.

Cuando se descubrieron galpones en Venezuela atascados de alimentos, incluso en los depósitos de abastos y supermercados para mostrar los anaqueles vacíos.

Cuando despidieron cajeras y cajeros para que se formaran colas para pagar.

Cuando se aliaron, y siguen aliados, con una página digital que opera desde miami llamada «dólar today» para estimular la inflación

Cuando impulsaron la fuga de cerebros induciendo la migración para dejar el país vacío, sin jóvenes que la defendieran cuando llegaran los «márines».

Cuando partíciparon en el bloqueo de medicamentos y viajaban al exterior exigiendo «sanciones» para doblegarnos, para vernos de rodillas, pidiendo clemencia.

Sepan que aquí el pueblo le cumplió y le cumplirá a Bolivar y Chávez, no entregamos, ni entregaremos la Patria y menos nuestros recursos naturales, que a fin de cuentas es lo que quieren y salivan por tenerlos.

Muchos cayeron en el camino, como cuando la época de la Independencia; pero, esas bajas serán elevadas a los altares porque, cuando un pueblo derrama su sangre para no sucumbir, para no entregar su dignidad, se hace invencible eternamente.

Aquí vencimos los que nos quedamos y los que se fueron ayudaron a vencer desde afuera. Ellos también se las ven muy duras; pero, el amor patrio combinado con el familiar, son llaves perfectas para la ayuda precisa.

El grito heroico de nuestra patriota malcriadez retumbará en los textos de la historia, si es que no la ocultan los que venden su conciencia por unos «30 dólares» cual Judas moderno.

Aún hay compatriotas que no entienden nuestra épica proeza; pero, a cualquier país de nuestra suramérica le aplican la misma fórmula de exterminio que le aplicaron a Venezuela y es probable al mes su dirigencia se entregue.

¿Creyeron que porque veníamos de la abundancia nos iban a castrar las bolas y los ovarios? Pues se equivocaron de pueblo. Ahora tendremos la oportunidad de contarle a nuestros nietos que la tierra donde pisan es de ellos y fué defendida con dignidad y patriotismo. Tan sólo un centímetro de nuestra valentía sería suficiente para motivar al más completo cobarde.

Viva Venezuela libre de imperios, carajo…

Foto de portada: La República/ Perú.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: