Bill Gates y Shell también explotarán el mar argentino

Compartir

Ante el reciente acuerdo para la explotación petrolera del mar argentino habilitado por el gobierno nacional a través de la aprobación con firma del ministro, Juan Cabandie la organización ambiental «Naturaleza con Derechos» público en sus redes sociales un artículo sobre la intrincada alianza entre Shell y Microsoft que se oculta detrás de la empresa noruega Equinor. 

La organización ambiental «Naturaleza con Derechos» reveló la alianza que se esconde detrás del reciente acuerdo para explotar con plataformas petroleras el mar argentino. Con el titulo «Bill Gates : El Socio Oculto de las Exploraciones Sísmicas en el Mar Argentino», el artículo resume en algunos puntos los riesgo de entregar la soberanía marítima a multinacionales que se aliaron y que lejos están de planificar un cuidado del ambiente.

Desde la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras anunciaron que continuarán movilizados contra la resolución 436/2021 – firmada en las últimas horas del 2021 por el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete Juan Manzur y el ministro de Medio Ambiente Juan Cabandié – que autorizó la explotación petrolera en tres zonas del Mar Argentino, frente a la costa de Mar del Plata, a las empresas petroleras Equinor, Shell e YPF. Es por eso que anuncian un «Atlanticazo» para este martes 4, con movilizaciones y concentraciones desde las 17 en Mar del Plata, Necochea, Miramar, el Partido de la Costa y Mar de las Pampas. (lee nota completa).

Según «Naturaleza con Derechos»: En el año 1996, la primera autorización de la soja transgénica tuvo como actora a una ignota empresa llamada Nidera, pero que en realidad era la máscara con la se presentaba la corporación multinacional Monsanto, que al poco tiempo asumió el protagonismo del modelo agroindustrial liberando su paquete tecnológico compuesto por OGM (Organismos Genéticamente Modificados) y agrotóxicos, provocando, tras 25 años, una desvastación de la diversidad biológica y genética además de los impactos en el ambiente y en la salud humana.

Como si fuera un deja vu, el plan de exploración sísmica en el Mar Argentino iniciado en el año 2019, presenta el mismo modus operandi aplicado en el agronegocio. Efectivamente las autorizaciones para las exploraciones sísmicas en las áreas marítimas del Mar Argentino, identificadas como CAN 108, CAN 100 y CAN 114, tienen como titular a la empresa Equinor, entidad estatal de Noruega, encargada de solicitar las autorizaciones ante el Estado Nacional para la Campaña de Adquisición Sísmica Offshore en Cuenca Argentina Norte.

En realidad Equinor es la máscara que utiliza Shell mediante una asociación comercial en la que la corporación ejerce su predominio. A su vez, ambas empresas han conformado una alianza estratégica con Microsoft para utilizar la plataforma digital de alto rendimiento de la empresa de Bill Gates, en todas las etapas de exploración y producción de hidrocarburos.

El objetivo del acuerdo es alojar y sistematizar en la nube de datos de Microsoft toda la información de stocks como la que surge de las actividades de recopilación resultante de las exploraciones a cargo de ambas empresas en el listado de sus licitaciones en ejecución a nivel mundial (por ejemplo en el Golfo de México), al que se agregarían las autorizadas en el Mar Argentino por el Ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié. Equinor desarrollará tareas de recolección de datos, mediante una campaña que se estima durará cinco meses con embarcaciones y equipos conectados con la nube de datos de Microsoft.

Si bien Equinor, Shell y Microsoft, el 16 de Diciembre de 2020, han visibilizado el acuerdo estratégico bajo el manto de un objetivo climático que seria reducir las emisiones y desarrollar soluciones con bajas emisiones de carbono mediante la aplicación de las tecnologías digitales de la empresa de Gates, no se trata sino de un palmario Greenwashing, pues el propio Vicepresidente de Microsot Çağlayan Arkan reconoció, en el año 2018, que las mismas empresas (Equinor y la propia Shell) utilizaban la tecnología digital de Microsoft para perfeccionar una actividad altamente procarbonizante como lo es la exploración y extracción de petróleo para la producción de combustibles fósiles.

Sin ponerse colorado, en el año 2018, Çağlayan Arkan, reconocía que «si damos un paso atrás y observamos los trastornos a los que se enfrenta el sector en la actualidad -presiones normativas y de cumplimiento, escasez de trabajadores cualificados y envejecimiento de la mano de obra, fluctuación de los precios del crudo, etc.- sabemos que la innovación ya no es opcional. La automatización de las tareas cotidianas será una de las claves para sobrevivir en la próxima década, y el aprovechamiento de los datos es la forma de conseguirlo.»

Y fue más allá «no se trata sólo de capturar los datos que se recogen de los equipos y activos conectados, sino de extraer de los datos información procesable. Aunque el sector del petróleo y el gas ha sido históricamente bueno en la instrumentación de las plataformas y el almacenamiento de datos en grandes bases de datos de series temporales, ha habido problemas significativos en la utilización de estos datos para la toma de decisiones críticas. Bain & Co. estima que un mejor análisis de los datos podría ayudar a las empresas de petróleo y gas a aumentar la producción entre un 6 y un 8%. Shell nos dice que incluso un aumento de sólo el 1% global de la cantidad de petróleo extraído de los yacimientos existentes equivaldría a tres años de producción a los niveles actuales.»

Como se observa, ello nada tiene que ver con un proceso de descarbonización. Como bien lo dijo Vandana Shiva, Bill Gates utiliza el relato de la descarbonización de la economía, pero todos los negocios y acuerdos estratégicos de sus empresas y proyectos van en el sentido contrario. Los verdaderos fines del acuerdo Equinor, Shell & Microsoft, en las palabras del vicepresidente de la corporación de Bill Gates quedan bien claros, pero nada especificados en las autorizaciones emitidas por el Ministerio de Ambiente de la Nación, en la que Microsoft es el socio oculto que accederá a toda la información del Mar Argentino que Equinor recopile utilizando su tecnología y nube de datos.

En ese derrotero Çağlayan Arkan se jactó de la tecnología de Microsoft que Shell, bajo la mascara de Equinor, utilizara en el Mar Argentino, y le permitirá a Bill Gates tener al instante toda la información de su riqueza «ser capaz de explorar y modelar mejor los yacimientos significa aumentar la recuperación de hidrocarburos. Existe un gran impulso para aumentar los modelos físicos actuales utilizando lagos de datos con modelos de aprendizaje profundo. Ser capaz de utilizar el aprendizaje automático y la realidad mixta para ayudar a la interpretación de los datos mejora significativamente la eficacia de la búsqueda de bolsas de hidrocarburos en los yacimientos, no sólo los nuevos, sino también los campos maduros».

Especificando sobre el acuerdo con Equinor ya existente en el año 2018, el Vicepresidente de Microsoft señaló, «Equinor ha elegido nuestros nuevos centros de datos en Noruega, así como una gran cantidad de tecnologías y servicios de Microsoft, para permitir su propia transformación digital e impulsar la innovación en la nube. Me complace explorar nuestra asociación con la directora de operaciones de Equinor, Jannicke Nilsson, que compartió sus ideas sobre la visión de Equinor para un futuro digital, sostenible y seguro en la energía».

En definitiva, la autorización otorgada por el Ministro de Ambiente de la Nación Juan Cabandié, para las exploraciones sísmicas en el Mar Argentino, forma parte del plan sistemático de la entrega de la soberanía argentina, gobierne quien gobierne, y que en el caso concreto de la Resolución 436/21, además de todos los riesgos de daños irreversibles a la fauna y ecosistema marítimo que representa, permitirá a Bill Gates tener acceso a todos los datos de nuestra biodiversidad, del mismo modo que el Ag Tech, implementado por el ex-Ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra (en el mes de Julio 2020), le permitió – a través de las distintas star-up (que utilizan su nube), la posibilidad de acceder a todos los datos sobre los bienes genéticos de nuestro país. Las Venas Abiertas de la Argentina están mas abiertas que nunca.

Tomado de ANRed/ Foto de portada: Bloomberg.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Un comentario en «Bill Gates y Shell también explotarán el mar argentino»

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: