Carlos Lazo «Congresista Mario Diaz-Balart: ¡Usted es un sinvergüenza!»

Compartir

Las palabras de Carlos Lazo dirigidas a Diaz-Balar vienen de tan hondo, que vienen de los corazones de 11 millones de cubanos.
 
Congresista Mario Diaz-Balart: ¡Usted es un sinvergüenza! Dicho en buen cubano señor: ¡Usted es un descaro’! ¿Cómo se atreve a decir que usted quiere lo mejor para el pueblo cubano? Eso suena a broma macabra. ¡A usted no le importan los cubanos de aquí ni los cubanos de allá! ¡Hipócrita!

¡Usted es uno de los que idearon sanciones anti familia que castigan a padres, hijos y abuelos cubanos, en Cuba y en Estados Unidos!

Usted, Diaz-Balart, promovió y aplaudió el cierre de la embajada USA en la Habana. Cientos de miles de familias tienen que realizar sus trámites migratorios en otros países, cortesía cruel de Díaz-Balart y comparsa.

Usted, Diaz-Balart, es culpable confeso de que se prohibieran los envíos de remesas familiares a Cuba a través de Western Union. Su razón de ser como político, es apretar la soga al cuello de la familia cubana. Usted apretó la tuerca del sufrimiento en medio de una pandemia.

Por su culpa, Díaz-Balart, no existen vuelos de aerolíneas estadounidenses a las provincias cubanas. Trump suspendió esos vuelos, incitado por usted y otros odiadores. Por su culpa, los vuelos a Cuba se han encarecido.

Usted, Díaz-Balart, apoyó las medidas trumpistas de cierre del programa de reunificación familiar. Por su culpa, cientos de miles de familias cubanas languidecen esperando reunificarse con sus seres queridos. Por su culpa, señor, nuestra gente desesperada se lanza al mar y pierde la vida.

Pero su desfachatez e inhumanidad no es nada nuevo. ¿Se acuerda del 2004 y de las medidas de Bush que nos impedían visitar Cuba? ¡Solo una visita cada tres años! ¡Punto! ¡Sin excepciones humanitarias! En aquel momento usted participó en el diseño de aquellas crueles restricciones.

Ayer y hoy, usted se ha opuesto a las visitas familiares a Cuba. “Para acabar con el gobierno de Cuba, la familia tiene que hacer sacrificios”. Eso decía usted. ¿Se acuerda? Así vociferaba hace casi veinte años y aún hoy usted sigue repitiendo lo mismo. “¡Qué aprieten más!”. “¡Hay que sacrificarse!”.

¡Qué fácil es pedir hambre y desesperación para otros! ¡Qué fácil es pedir separación de familia, prohibición de viajes, negación de visas, prohibición de remesas (para las familias de otros)! ¡Usted tiene a su familia al lado suyo, Díaz-Balart. ¿Y los demás? ¡Qué se fastidien! ¡Qué los bloqueen!

¿Y usted dice amar al pueblo cubano? ¡No joda chico!

Carlos Lazo

5 de enero de 2022

Nota: ¡Ah! Y antes de difamar de Medea Benjamin, fundadora de Codepink, lávese la boca señor Díaz-Balart. Esa mujer menuda, es una gigante de amor y solidaridad. Medea, además de llevar ayuda solidaria al pueblo cubano, lucha junto a norteamericanos y cubanoamericanos dignos, para levantar las sanciones que castigan a Cuba. Dese un respetón Díaz-Balart. ¡Lávese la boca! A Medea Benjamin la quieren y estiman millones de cubanos. ¡A usted lo desprecian!

Y ustedes hermanos: Sigan el enlace y contribuyan para llevar 16 000 libras de leche en polvo a Cuba, una iniciativa de Codepink, Puentes de amor y The People’s Forum https://www.codepink.org/powderedmilktocuba

Tomado de Radio Miami TV/ Foto de portada: Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: