Cuando la pandemia entra en su tercer año

Compartir

Por Orlando Oramas León (*) / Colaboración Especial de Resumen Latinoamericano.

Una amiga residente en Florida, Estados Unidos, me comenta vía WhatsApp de todo un víacrucis para poder ser atendida en hospitales de Miami por síntomas que apuntaban a la Covid-19.

Los cuerpos de guardia estaban atestados, médicos y personal de enfermería no daban abasto. Tuve que regresarme a la casa y comprarme en el camino un test que resultó positivo, decía.

Su comentario coincidía con resultados de encuestas según los cuales la situación de la pandemia está entre las principales preocupaciones de los estadounidenses para el año que inicia. Y lo cierto es que a nivel global las cifras de contagios hablan de rebrotes en distintas latitudes, ahora con la variante ómicron ganando espacios.

Canadá es de los países que registra rápido aumento de casos y creciente saturación de hospitales que amenazan con colapsar los sistemas sanitarios.

Ello motivó una reunión de urgencia del primer ministro, Justin Trudeau, con los responsables provinciales e incluyó en la agenda la propuesta del ministro de Salud, Jean-Yves Duclos de hacer obligatoria la vacuna para la población canadiense y residentes en esa nación norteña.

Canadá contabilizó este lunes 25 mil 466 nuevos enfermos de Covid-19, aunque se considera que los números reales son muy superiores por la insuficiencia de pruebas realizadas.

El sindicato de Servicios Paramédicos de Toronto denunció que durante el fin de semana se produjo una situación de “código rojo” cuando todas las ambulancias disponibles en la mayor urbe de Canadá, estaban en las calles respondiendo a llamadas. El sindicato afirmó que en algunos momentos hasta 50 ambulancias no pudieron entregar a los pacientes en los hospitales de la ciudad por la falta de capacidad en las instituciones sanitarias.

Más al sur del continente, Perú, vive una tercera ola y el titular de Salud, Hernando Cevallos, reconoció incapacidad para afrontarla por la precariedad del sistema de salud, tras “olvido de décadas”.

Del otro lado del Atlántico, las autoridades sanitarias italianas informaron hoy de más de 101 mil nuevos positivos y 227 fallecidos. Italia suma 7,5 millones de positivos  y 139 mil 265 muertes.

El primer ministro, Mario Draghi, defendió la vacunación obligatoria para mayores de 50 años  “Gran parte de los problemas que tenemos a día de hoy se deben a que haya gente que no está vacunada”, advirtió.

Tampoco anda bien España, que el fin de semana reportó 292 mil 394 contagios y 373 decesos la última semana. Allí predomina la variente ómicrom con porcentajes de entre el 48,7 y el 90,9 por ciento según los muestreos aleatorios efectuados en 13 comunidades.

Parecieran países y realidades escogidos al azar, aunque coinciden en patrones como el que sitúa a naciones de alto desarrollo con insuficientes niveles de vacunación.

Y faltan otras naciones cuyas poblaciones aspiran, al menos, a recibir la primera dosis de cualquiera de las vacunas que hoy enriquecen a un puñado de transnacionales en el mundo, en el que sigue primando la exclusión y desigualdad cuando la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud, entra en su tercer año.

 

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Europa Press.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: